Deportes

Oliver y su consejo ratifican la demanda contra Bosch en los juzgados

"Esto no tiene nada que ver con el club, es algo personal. No queremos perjudicar al Betis", alega uno de los demandantes, Manuel Castaño.

el 17 feb 2011 / 12:11 h.

Luis Oliver, con Manuel Castaño y Juan Carlos Roldán.
Un día después de que el vicepresidente del Betis, José Antonio Bosch, divulgase el "dato contable" de que el club había perdido 9 millones de euros bajo el mandato de Luis Oliver, el empresario navarro volvió a aparecer en la actualidad verdiblanca para ratificar la demanda que interpuso en su día contra el directivo por acusarlo de saquear las arcas de la entidad y desviar entre 0,8 y 1,5 millones de euros en distintas comisiones. El exconsejero deportivo, en compañía de todos sus compañeros en el antiguo consejo de administración de la entidad de Heliópolis (excepto Joaquín Zulategui, que envió un poder), se personó en Viapol para cumplir ese trámite legal en el juzgado de primera instancia que tramita la denuncia. Los demandantes solicitan una indemnización de 140.000 euros que, de ganar, piensan donar a las Hermanitas de la Cruz, tal como se recoge en la denuncia por vulneración del derecho al honor.

La expedición a los juzgados de la Buhaira, encabezada por Oliver, también contó con la presencia del expresidente Jaime Rodríguez-Sacristán y el exvicepresidente Manuel Castaño. "La demanda se presentó hace un mes y ya ha sido admitida a trámite, pero no tiene nada que ver con el club. Es algo personal contra Bosch por decir una falsedad", explica Castaño, que lamenta el comportamiento de su sucesor: "Si yo trabajo en el Betis y me entero de que alguien ha robado en el club, me voy al juzgado de guardia inmediatamente, no doy una rueda de prensa", alega.

El exabogado del Betis también matiza que esta demanda no pretende emponzoñar la vida diaria de la entidad ni el trabajo del equipo. "No queremos perjudicar al club, ante todo somos béticos y nuestro deseo es que el Betis sea campeón y ascienda a Primera cuanto antes. Esto no va a afectar al club", asegura Castaño, que frente a la acusación de Bosch recuerda que él ni mucho menos malversó ningún fondo del club: "Durante once años he trabajado gratis para el Betis, incluso he puesto mucho dinero de mi bolsillo", afirma el letrado, que por cierto continúa siendo uno de los máximos accionistas individuales de la sociedad anónima deportiva, igual que su excompañero Rufino González.

VIS A VIS CON LA OPOSICIÓN. Como anécdota, los exconsejeros coincidieron en la puerta de los juzgados con Miguel Cuéllar, presidente de la Fundación Heliópolis y uno de los opositores más activos en contra del antiguo consejo. Como lo cortés no quita lo valiente y casi todos son compañeros de profesión, estuvieron departiendo un rato antes de entrar en los juzgados. Hasta Oliver saludó a Cuéllar, al que no conocía en persona.

  • 1