domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Deportes

Ollero: "El Betis no puede ser un campo de batalla de sus accionistas"

El nuevo presidente abre la junta con un llamamiento a la "paz" y avisa de que el consejo no permitirá que primen "los intereses personales". (VÍDEO)

el 09 dic 2014 / 20:40 h.

El presidente del Betis, Juan Carlos Ollero, ha abierto la junta de accionistas del Betis con un discurso en el que ha reivindicado su independencia y ha pedido "paz" a todos los accionistas porque, en su opinión, el club "no puede ser un campo de batalla". "Estoy aquí porque me convocó en su momento la administración judicial, porque estoy seguro de mis capacidades y porque tengo todo el tiempo del mundo para dedicarme al Betis. He venido por el gusto de servir al Betis, no por ningún otro motivo. Soy independiente, no me debo a nadie, no mantengo compromisos con nadie ni me muevo al dictado de nadie. Sólo reconozco estar sometido a la ley", ha comentado. "El Betis está bajo administración judicial, es un hecho incontestable. El futuro del Betis no admite paréntesis, tiene que seguir construyéndose todos los días. Para mí, estar abajo administración judicial no es excusa para justificar una mala gestión. Este consejo no mirará atrás ni siquiera para justificarse. Sólo mirará hacia delante, al futuro", ha dicho en segundo lugar. A partir de ahí se ha producido ese llamamiento a los béticos, que al mismo tiempo también ha sido un aviso. "El Betis no puede ser un campo de batalla de sus accionistas. El Betis necesita paz, estabilidad, continuidad. Y sobre todo debe parecer una institución que merezca confianza al beticismo. El Betis será administrado sólo por quien legítimamente puede hacerlo: el presidente y su consejo. El Betis no puede ser zaherido por ningún accionista según sus antojos. El único propósito de este consejo es subir al Betis a Primera y sentar las bases para que sea siempre así en el futuro. El Betis debe ser administrado con rigor y firmeza. A este consejo no le va a temblar el pulso a la hora de perseguir este objetivo. Este consejo no va a consentir conflictos que minen el futuro del Betis por debajo de intereses personales", ha explicado. "El Betis no necesita salvadores. Este consejo no sabe ni más ni menos de fútbol que nadie, pero sabemos que el conocimiento es la base de las organizaciones. En el fútbol profesional, el conocimiento debe residir en la dirección deportiva, en los mejores entrenadores y profesionales de la gestión. Vamos a crear un buen grupo de profesionales a los que dar confianza y responsabilidad en el trabajo. Nuestra misión es atraer buenos profesionales", ha adelantado. De hecho, ha sido autocrítico: "A nadie se le oculta que la planificación deportiva no está dando los resultados apetecidos. Tenemos que corregirla. El Betis tiene todos los medios para hacerlo con tranquilidad y sin hipotecar su futuro", ha dicho. "Es responsabilidad de este consejo hacer todo lo necesario para tender puentes en todas las direcciones a todos los béticos, por el bien del Betis", ha advertido también el nuevo presidente, que por último ha hablado del nuevo consejo, "constituido sobre la base de incorporar el mayor número posible de accionistas". "Es un consejo joven y con preparación, con experiencia en gestión. Son desinteresados, generosos y capaces de pensar sólo en el Betis", ha añadido. "Por último voy a reiterar mi llamamiento a la paz. Nadie podrá achacar a este consejo que se niega a hablar con cualquiera que lo haya solicitado. Eso sí, con cordialidad y sin imposiciones", ha sentenciado.

  • 1