domingo, 21 abril 2019
12:21
, última actualización
Local

Olmedo llega sobrado a semis del 1500 junto a Ruiz e Higuero

el 30 ago 2011 / 21:42 h.

TAGS:

Manuel Olmedo, Diego Ruiz y Juan Carlos Higuero superaron la primera criba de los 1.500 metros, los dos primeros por puestos y el último en la repesca por tiempos, en una prueba de altísimo nivel en estos campeonatos. En la segunda serie compareció Olmedo, el campeón de Europa en sala. El sevillano tenía a seis rivales con mejor marca que él, pero su poderoso final le daba tranquilidad. Quiso hacer el menor gasto posible, corriendo por dentro, y llegó séptimo a la última curva, pero su cambio le llevó hasta el cuarto lugar con 3:41.78.

"Entiendo que la gente exija", admitió Olmedo. "Soy consciente de que soy campeón de Europa en pista cubierta y es lógico que la gente quiera una medalla, pero no puedo engancharme a la euforia de la gente, porque sería rayarme. Hay mucho nivel". "Vamos a soñar primero por estar en la final, que no va a ser nada fácil".
El sevillano sufrió una ampolla en el pie derecho. "Cuando he pasado el 800 he empezado a notar mucho calor en el pie derecho, la pista tenía mucho calor. Iba preocupado, pero el objetivo era ir por dentro sin desgastar. Me he abierto lo máximo posible para no tener problemas, como le ha pasado a (Mehdi) Baala", el francés que cayó al suelo en la última recta. "No he desgastado, no he cambiado fuerte", explicó. "Ha sido una prueba relativamente lenta y ahora esperar a semifinales, a ver si podemos entrar en la final".

Natalia Rodríguez se ganó a pulso una nueva oportunidad para conquistar, en la final de 1.500, la medalla de oro que le arrebataron en Berlín, en una jornada en la que Mario buscaba al mejor Pestano y halló al de siempre, undécimo en la final de disco con un mejor tiro de 63 mts. Rodríguez estará sola mañana 1 de septiembre, cuando intente sacarse la espina de aquella descalificación, ya que Nuria Fernández, lastrada por un menisco roto y una mala colocación durante la carrera, quedó fuera de la final, séptima de su serie. Con la autoridad que le confieren su calidad y su veteranía, Natalia Rodríguez corrió tranquila atrás, aunque los nervios iban por dentro, según confiesa. Al toque de campana ya estaba tercera, y en la última curva pasó al primer puesto para no abandonarlo ya hasta la meta. La española venció con 4:07.88 y en la final no tendrá, porque no acabó la carrera, a la etíope Gelete Burka, con quien chocó en la final de Berlín en un incidente que a Natalia le costó el título.

Siguen las derrotas de las estrellas. La brasileña Fabiana Muhrer, campeona mundial indoor, alcanzó la cima de su carrera al refrendar con una marca de 4,85 su título al aire libre en presencia de la más grande, la rusa Yelena Isinbáyeva, sexta con 4,65. En la final de 400, Kirani James, un atleta granadense de 18 años, derrotó sobre la raya al estadounidense LaShawn Merrit, campeón mundial y olímpico.

  • 1