viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

Olmert dimite al perder el apoyo del gobierno por los casos de corrupción

Las investigaciones por corrupción han ganado la partida al primer ministro israelí Ehud Olmert, que el domingo presentó su dimisión al presidente del país, Simón Peres. De nada le han servido los avances en la pacificación de la zona, tras las excarcelaciones de presos palestinos, ante la desconfianza interna. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 12:11 h.

TAGS:

Las investigaciones por corrupción han ganado la partida al primer ministro israelí Ehud Olmert, que el domingo presentó su dimisión al presidente del país, Simón Peres. De nada le han servido los avances en la pacificación de la zona, tras las excarcelaciones de presos palestinos, ante la desconfianza interna.

Olmert entregó ayer su breve carta oficial de renuncia a Peres en la residencia del jefe de Estado en Jerusalén. La entrevista con Peres la fijó Olmert después de una serie de consultas con sus asesores y colegas de su partido, el Kadima, después de anunciar por la mañana ante el Consejo de Ministros su intención de dimitir. "No ha sido una decisión fácil pero creo que estoy haciendo lo correcto, tal y como se lo prometí al pueblo de Israel", dijo el primer ministro a sus 25 ministros.

Olmert no había revelado inicialmente el día ni la hora a la que dimitiría por lo que después de la reunión del Gabinete uno de los diputados de Kadima y del entorno del primer ministro, Otniel Schneller, le sugirió que aplazara la entrega de la carta hasta el 2 de octubre.

Según el diputado, que incluso consiguió el apoyo de varios líderes del Parlamento, el viaje que Peres tiene previsto hacer a la sede de Naciones Unidas en Nueva York a partir de hoy no le permitirá realizar las consultas suficientes con los líderes de los grupos parlamentarios y decidir, de forma sopesada, a quién le pide formar Gobierno.

Sin embargo, Peres se reunió anoche con representantes de los cuatro principales partidos políticos para analizar la puesta en pie de un nuevo Ejecutivo liderado con toda probabilidad por la titular de Exteriores, Tzipi Livni, vencedora de las elecciones primarias de su partido Kadima el pasado miércoles.

Felicitaciones . A partir de que Peres designe al político encargado de formar el nuevo Ejecutivo, éste tendrá un plazo de tres días para contestar al encargo y, tras esta formalidad, de otros 42 días para formar una coalición de Gobierno. Ehud Olmert, que se ha visto obligado a presentar su dimisión tras perder apoyos de su coalición por estar inmerso en varias investigaciones por corrupción, felicitó ayer a su aún ministra y le dijo que espera que "forme un Gobierno tan pronto como sea posible".

Livni inició tras su victoria negociaciones con los distintos partidos políticos, aunque le queda aún reunirse con Ehud Barak, el líder del Partido Laborista, el segundo por tamaño en el Parlamento y socio principal en la coalición que ha apoyado el Gobierno de Olmert.

El hasta ayer primer ministro israelí, de 63 años, se ve obligado a abandonar el cargo tras sólo 32 meses al frente del Gobierno y una gestión que estuvo dominada por dos acontecimientos -uno militar y otro diplomático- y los incesantes escándalos de corrupción que finalmente le hicieron caer.

El acontecimiento militar fue la segunda guerra del Líbano contra la guerrilla Hizbula, en 2006, tras la que afloraron las primeras críticas de su gestión por el fracaso del Ejército israelí al intentar desmantelar a un grupo armado muy inferior en número y pertrechos. Un informe oficial responsabilizó a Olmert del fracaso de forma personal, lo que, sin embargo, no le convenció de abandonar entonces un sillón que a todas luces parecía venirle grande y del que ahora ha caído.

  • 1