Deportes

Ominosa vuelta al descenso

El Iurbentia Bilbao Basket se impuso al Cajasol en La Casilla (70-65) en un partido que se le puso muy de cara tras el primer cuarto, apretó después el equipo sevillano, que incluso llegó a empatar, y finalmente fue capaz de decidir en los últimos minutos.Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 18:07 h.

El Iurbentia Bilbao Basket se impuso al Cajasol en La Casilla (70-65) en un partido que se le puso muy de cara tras el primer cuarto, apretó después el equipo sevillano, que incluso llegó a empatar, y finalmente fue capaz de decidir en los últimos minutos.

El conjunto bilbaíno tiró una vez más de la capacidad de su capitán Javi Salgado para dominar los instantes decisivos, si bien en esta ocasión contó con la ayuda de compañeros como Marko Banic (11 puntos) y Renaldas Seibutis.

El base de Santutxu, no obstante, fue el jugador determinante, ya que, además de decidir forzando una pérdida de balón de Pedro Rivero y anotando dos tiros libres a pocos segundos del final, fue el mejor durante los 40 minutos, en los que anotó 20 puntos y sumó 26 de valoración.

Enfrente, fue Michal Ignerski el que intentó contrarrestar la brillante labor de director de juego local. El alero polaco terminó el choque con 21 puntos anotados y 22 de valoración. Otra actuación individual destacada fue la de Rivero en los últimos minutos. El base segoviano asumió la responsabilidad anotadora de su equipo en las últimas jugadas hasta que una pérdida de balón decisiva le afeó el buen hacer anterior. El resultado permite al Iurbentia recuperar el balance positivo (4-3) que le devuelve a la parte alta de la tabla y deja al Cajasol colista, aunque igualada (1-6) con el ViveMenorca, si bien con un partido menos disputado.

El primer cuarto parecía haber decidido el choque, ya que el marcador con el que terminó (24-11) fue abrumador a favor de los locales tras 13-3 antes de la bocina. El desacierto en los lanzamientos (5 de 17 en tiros de campo) lastró a los visitantes, que tampoco es que estuvieran muy intensos en defensa. Fueron recuperándose poco a poco los de Comas, que en el segundo cuarto encadenaron un 0-11 que les ayudó a recortar la desventaja (30-27), aunque lo locales dieron otro tirón antes del descanso (37-29).

El Cajasol mantuvo su buena dinámica y, siempre de la mano de Ignerski, logró llegar vivo al tramo decisivo (54-48, al final del tercer cuarto). En el último cuarto incluso llegó a empatar un par de veces (56-56 y 58-58), pero los de Vidorreta volvieron a marcharse (64-58) y todo quedó en manos de los bases y ahí Salgado salió vencedor.

  • 1