martes, 19 marzo 2019
22:04
, última actualización
Local

Once años sin Alberto y Ascen

El undécimo aniversario del asesinato del concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y la procuradora Ascensión García a manos de ETA recuperó el tono conciliador de homenaje de la ciudad de Sevilla.

el 15 sep 2009 / 21:58 h.

TAGS:

Sin reproches ni enfrentamientos.

El undécimo aniversario del asesinato del concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y la procuradora Ascensión García a manos de ETA recuperó el tono conciliador de homenaje de la ciudad de Sevilla, tras el paréntesis del año pasado en que se desvirtuó por la crispación política. La voz de Teresa, hermana de Alberto, fue la única que se alzó en la calle Don Remondo, en la esquina en la que cayeron muertos el 30 de enero de 1998: "No hay un palmo de tierra en el País Vasco que valga la vida de mi hermano y Ascen [...] Gritad todos conmigo: ¡Viva Ascen!, ¡Viva Alberto!, ¡Viva la Libertad! ¡Viva España!", exclamó Teresa.

Sus palabras levantaron un atronador aplauso en el discurso pronunciado tras la ofrenda floral ante el azulejo de Don Remondo. En la corona, un mensaje repetido todos estos años: "Sevilla no os olvida". A Teresa le acompañaban su hermano Francisco, los hijos de Alberto y la madre de Ascen. Familiares, amigos y políticos dejaron ayer sus diferencias para recordar al matrimonio asesinado. Y es que como bien recordó Teresa, "los años pasan pero el deseo de justicia y de libertad siguen intactos, al igual que el dolor".

Ellos se encargaron de recordarles a los terroristas que "no tienen miedo". "Esto es Sevilla, aquí somos libres y decimos la verdad, sin escolta, esto no es Mondragón ni ninguno de esos municipios donde tienen los gobernantes que se merecen", sentenció Teresa en su intervención.

En esta misma línea se mostró el alcalde, que estuvo arropado por varios de sus delegados y el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos (IU). Monteseirín enarboló "la democracia como arma contra ETA", de quien dijo "está más débil que nunca". El regidor socialista nombró a las ocho últimas víctimas.

Antes hubo una misa en la Catedral, a la que asistieron estos representantes del Gobierno local -a excepción de Torrijos-, y los del PP, como el europarlamentario Jaime Mayor Oreja; el presidente del PP-A, Javier Arenas; el secretario general del PP-A, Antonio Sanz; el presidente del PP de Sevilla, José Luis Sanz; la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez; la ex alcaldesa de Sevilla, Soledad Becerril; y el portavoz popular en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido. En su homilía, el cardenal Amigo señaló que "el paso del tiempo no podrá apagar nunca el precio de tanto dolor ". Ayer su aniversario volvió a ser lo que siempre debió ser: un llamamiento a la unidad política frente a ETA.

  • 1