Once ayuntamientos han despedido ya a 265 trabajadores por la crisis

Un informe de UGT señala que la provincia de Sevilla acapara el 18% de los casos producidos en Andalucía.

el 30 sep 2012 / 18:46 h.

La falta de recursos económicos está ahogando a muchos ayuntamientos que están teniendo verdaderos problemas para mantener sus plantillas intactas y para pagar las nóminas puntualmente. Pero a muchos consistorios la crisis les ha comido y han tenido que adoptar medidas drásticas para controlar los gastos, entre las que se encuentran el despido y la no renovación de contratos.

De los 105 municipios que hay en la provincia de Sevilla, 11 han optado por recortar plantilla y han dejado en la calle a un total de 265 empleados, según un informe elaborado por la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT.

El caso más grave se ha producido en la localidad aljarafeña de Espartinas (PP), donde en el mes de julio se aprobó un ERE que ha afectado a un tercio de la plantilla, 72 trabajadores.

A estos despidos se unen los 42 que se han producido en Los Palacios y Villafranca (IU); 40 en Estepa (PA-PP); 30 en Sanlúcar la Mayor (independientes-PP); 11 en Lantejuela (PSOE); 11 en Villanueva del Río y Minas (Unión Minera-PP); nueve en Herrera (PP-IU); nueve en Olivares (PSOE), además de no renovarse otros ocho contratos; nueve en Umbrete (PSOE); nueve en Burguillos (PP); y cinco en Carrión de los Céspedes (IU).

Estos despidos, según UGT, suponen el 18% de los producidos en toda Andalucía, donde 1.474 empleados municipales se han quedado sin trabajo por culpa de los recortes.

Además de estas extinciones de contratos hay ayuntamientos que no están pagando puntualmente la nóminas a su plantilla. En esta circunstancia se encuentran cuatro consistorios que todavía deben las mensualidades de julio y agosto. Los afectados son los 600 trabajadores de Los Palacios, los 80 de Montellano (IU-PP)), los 73 de Villanueva del Río y Minas y los 60 de Carrión de los Céspedes.

Además, el Ayuntamiento de Écija, gobernado por el popular Ricardo Gil-Toresano, ha presentado un concurso de acreedores en la Gerencia de Urbanismo que afecta a los 50 empleados de este organismo municipal.

Según el informe de FSP-UGT, las corporaciones que se encuentran con problemas y que han decidido tocar al personal para reducir gastos son de todos los signos políticos.

Para evitar que haya más ayuntamientos que dejen de pagar las nóminas a sus plantillas, la Diputación de Sevilla ha vuelto a convocar los Fondos Extraordinarios de Anticipos Reintegrables (FEAR), con una dotación que se eleva a 10 millones de euros. El plazo para poder solicitar esta ayuda concluyó el pasado 18 de septiembre y han sido 29 corporaciones locales las que optan a recibir estos fondos, que les servirá para abonar las nóminas de octubre, noviembre y diciembre.

En estos momentos la Diputación está valorando la documentación remitida por los consistorios que se quieren acoger a los FEAR, para determinar si los 29 candidatos cumplen los requisitos exigidos por la Corporación provincial.

  • 1