Local

Once detenidos en una operación en Algeciras en la que se han intervenido 550 kilos de cocaína

La droga se encontraba oculta en cajas de banano.

el 24 nov 2011 / 10:24 h.

TAGS:

La droga venía oculta en cajas de bananos.
La Policía Nacional ha detenido a once personas en Madrid, entre  ellos el cabecilla de la organización de origen ecuatoriano, a los  que se le acusa de introducir, a través del puerto de Algeciras, 550  kilos de cocaína ocultos en cajas de bananas. La mercancía llegaba en  contenedores procedentes de Ecuador y, una vez sustraída la droga,  era distribuida por diferentes centros comerciales de la capital. 

Según ha explicado la Policía Nacional en rueda de prensa, los  integrantes de la organización escondían la cocaína en ocho planchas  de plástico adosadas en el interior de las cajas de cartón que  portaban los plátanos. En concreto, los paquetes que transportaban la  droga venían con un logo distinto para poderlos diferenciar del  resto. 

Así, el cabecilla era el encargado de la importación y, con una  serie de "excusas", conseguía desviar las cajas infectadas de droga  --en cada una de las tiras había unos 20 gramos de cocaína-- a dos  naves industriales situadas en el Centro de Transportes de Madrid.  Allí,  extraían las sustancias y, posteriormente, comercializaban las  bananas. 

MATERIAL PERECEDERO QUE AGILIZA LAS TRAMITACIONES ADUANERAS

Esto dificultó la investigación, al igual que el hecho de que se  tratase de material perecedero ya que, en este tipo de mercancías, se  reducen los plazos de tramitación aduanera para que el traslado sea  mucho más rápido. Asimismo, ninguno de los integrantes, que adoptaban  rigurosas medidas de seguridad, figuraba en la parte empresarial a  pesar de que el líder tenía un gran entramado de sociedades  empresariales que, a su vez, estaban en contacto con empresas  mayoristas legales en España.

En el momento de las detenciones, los agentes hallaron en el  almacén 25 bolsas, de unos diez kilos cada una, con las bandas  impregnadas de cocaína, y una furgoneta con otras once cajas que  contenían 170 kilogramos de estupefaciente. Tras esta primera fase,  se descubrió que la organización había enviado a España otros nueve  contenedores más al puerto de Algeciras. Allí, fueron identificados  todos los contenedores en los que se transportaban 2160 cajas de  banana verde fresca con 150 kilos de cocaína.

Según calculan los investigadores, unos 160 gramos era la cantidad  de cocaína que habría en cada una de las cajas lo que en mercado  equivaldría a unos 9.600 euros. Además, gracias a estas detenciones  se ha podido evitar que se introdujeran en España "miles" de kilos de  esta droga.

  • 1