Deportes

Opción de lujo y complicada

Hace ya varias semanas el Sevilla se puso en contacto con el Bayern Múnich para preguntarle por la situación de Bastian Schweinsteiger, centrocampista internacional alemán. Sería un refuerzo caro y de primer nivel, pero supeditado a la salida de alguno de los futbolistas de la plantilla.

el 15 sep 2009 / 02:59 h.

Hace ya varias semanas el Sevilla se puso en contacto con el Bayern Múnich para preguntarle por la situación de Bastian Schweinsteiger, centrocampista internacional alemán. Sería un refuerzo caro y de primer nivel, pero supeditado a la salida de alguno de los futbolistas de la plantilla.

Porque si se confirma el próximo verano alguna salida de las muchas que se están planteando, el Sevilla tendrá que acudir al mercado para suplir esa vacante con otro futbolista de garantías. Ante esta tesitura, el club hispalense, como recogió en su día la revista teutona Kicker, se puso en contacto con el Bayern de Múnich para preguntarle por la situación de Bastian Schweinsteiger, un futbolista que hasta esta temporada había sido un auténtico símbolo en el conjunto bávaro y que con la llegada de Ribery ha pasado a un segundo plano que no está dispuesto a aceptar.

Por ello, el jugador, que acaba contrato en junio de 2009, estaría dispuesto a buscar una salida, y el Sevilla a ofrecérsela. Pero la operación no sería ni sencilla ni barata. Porque aunque el Bayern prefiere venderlo este verano antes que dejarlo marchar libre en 2009, tampoco está dispuesto a regalarlo. De hecho, Schweinsteiger es un futbolista muy cotizado, que ya ha disputado con Alemania una Eurocopa y un Mundial, y por el que muchos clubes han mostrado interés. Por ello, el club alemán no lo dejaría marchar nunca por menos de 12 millones de euros. En cualquier caso, en la Bundesliga no existen las cláusulas de rescisión y todo estaría a expensas de una negociación.

De champions. Asumir una contratación como la de Bastian Schweinsteiger sería prácticamente imposible si el Sevilla no alcanza la clasificación para la próxima Liga de Campeones, que sería lo que permitiría que el presupuesto del club aumentara hasta llegar a los 100 millones de euros. El otro supuesto que abriría sus puertas sería la marcha y la venta de algunos de los futbolistas de la actual plantilla.

Podría ser el caso de Diego Capel. El futbolista almeriense tiene una cláusula de rescisión de 12 millones de euros -subirá hasta los 15 si juega 40 partidos esta temporada, y lleva 36-, pero varios clubes parecen dispuestos a pagar esa cantidad por un joven valor. Schweinsteiger, que también actúa por esa zona del campo, aunque juega más por el interior que por los extremos, podría ser un recambio de lujo.

El centrocampista, de 23 años, destaca ante todo por su portentoso disparo. El Aston Villa, entre otros clubes ingleses, también se ha interesado por él.

  • 1