Local

Oportunidad cerca de Sevilla

La Rinconada, actualmente dos pueblos en un mismo municipio, quiere dar el salto y convertirse en una única ciudad capaz de ser el contrapeso por el norte del área metropolitana de Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. La cara industrial de esta metamorfosis la lidera Aerópolis. (Foto: Javier Barbancho)

el 14 sep 2009 / 22:22 h.

TAGS:

La Rinconada, actualmente dos pueblos en un mismo municipio, quiere dar el salto y convertirse en una única ciudad capaz de ser el contrapeso por el norte del área metropolitana de Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. La cara industrial de esta metamorfosis la lidera Aerópolis.

Este proyecto -sin contestación en la mitad sur de España- es la base para la regeneración industrial de la Gran Sevilla e incluso Andalucía con la baza de la especialización en el sector aeronáutico y la construcción parcial del avión civil Airbus A380 y el militar A400M, aprovechando la cercanía del aeropuerto San Pablo, situado curiosamente en su término municipal.

Con el mismo espíritu, el nuevo barrio de Pago del Medio, que conectará La Rinconada y San José, será una de las primeras bolsas de VPO (vivienda de protección oficial) de la Gran Sevilla. Prevé 4.500 viviendas, el 70% de VPO. Es uno de los mejores ejemplos de las llamadas área de oportunidad residenciales.

Junto con las 4.000 viviendas previstas en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), la población de La Rinconada se elevará hasta los 59.500 habitantes como mínimo, y eso pese a que su PGOU se incluye entre los primeros de Andalucía en adaptarse al POTA (Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía).

En esta ciudad del futuro faltará la fábrica que dio origen a la expansión del municipio, la azucarera de San José, condenada por el consejo de administración de Ebro Puleva al cierre y que aglutinó en el caserío que se extiende a sus pies a 30.000 vecinos de los casi 35.000 con los que cuenta el municipio en la actualidad, aunque a finales de 2007 sólo trabajaban en las instalaciones algo más de un centenar de empleados. Y además todos con una edad superior a los 40 años: hace ya muchos años que el azúcar dejó de ser el motor de La Rinconada y la esperanza se centra ahora en el sector aeronáutico en ciernes.

También los nuevos yacimientos de empleo con los servicios, el turismo y la gastronomía como ejes, tienen un referente en la escuela de Hostelería de Torrepavas de reciente creación en el pueblo.

La transformación de La Rinconada comenzó mucho antes de la reciente moda del área metropolitana con el soterramiento del arroyo Almonazar, un costoso entubamiento que evitará inundaciones y, en parte, los malos olores a los que la historia había condenado a los contingentes de mano de obra en la azucarera.

El nuevo capítulo llegará no sólo con la edificación del Pago del Medio, impulsada de la mano de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), sino con la llegada de un ramal del tranvía de Metro de Sevilla, que completará la conexión con la red del Cercanías -que desde hace años une San José con la estación de San- ta Justa en la capital hispalense- y con la flamante autovía de acceso Norte hacia Sevilla.

La pertenencia a la Gran Sevilla aportará a La Rinconada estas infraestructuras de transporte e industriales, mientras que a la inversa, el pueblo ofrecerá zonas verdes -El Majuelo y Majaloba como mayores exponentes- y viviendas protegidas para la masa de población que es expulsada de la ciudad central -Sevilla acaba de perder la cota psicológica de los 700.000 habitantes- por los precios del metro cuadrado. No le tiene miedo a las VPO: cada vez tienen menos que ver con los guetos y más con una castigada clase media.

  • 1