Local

Orden de alejamiento de la Alameda

El izquierdista acusado de apuñalar a un joven en el paseo deberá permanecer a más de 100 metros de la zona.

el 10 nov 2010 / 15:50 h.

Un joven acusado de apuñalar a otro en un bar de la Alameda de Hércules de Sevilla ha sido excarcelado bajo fianza de 2.000 euros y con la prohibición de aproximarse a menos de 100 metros de esa zona de movida juvenil.

Fuentes del caso han informado a Efe de que el acusado se encontraba en paradero desconocido cuando fue detenido el 16 de octubre y puesto a disposición del juzgado de guardia, que decretó su ingreso en prisión pues el delito que se le imputa, lesiones con utilización de medio peligroso, lleva una condena aparejada de dos a cinco años de cárcel.

El joven pagó la fianza unos días después y quedó en libertad, si bien con la prohibición de aproximarse a menos de cien metros de la zona de la Alameda de Hércules donde se produjeron los hechos mientras dure la tramitación judicial de la causa.

Además el juez le impuso la obligación de personarse en un juzgado los días 6 y 20 de cada mes, y en caso de incumplimiento de cualquiera de las medidas le advertía de que volvería a ingresar en prisión y sería acusado de un delito de quebrantamiento de condena.

El acusado se encuentra entre los 12 jóvenes de estética redskin que han sido procesados por agredir "violentamente" a otros tres, tras insultarles con gritos de "fascistas" y "fachas" en la Alameda de Hércules de Sevilla el 14 de abril de 2010.

Según el auto judicial, los procesados se abalanzaron sobre uno de los jóvenes y le agredieron "violentamente con un palo en la cabeza", y todo el grupo "de común acuerdo" le golpeó a continuación con botellas, sillas y paraguas.

El agredido recibió un golpe con una silla y una cuchillada en la muñeca derecha que precisó puntos de sutura, según el auto, que recoge que en total fueron tres los lesionados.

En su denuncia, el principal agredido sostuvo que recibió la puñalada dirigida al corazón, si bien interpuso el brazo y fue alcanzado en la muñeca.

El caso se encuentra en fase de calificación por las acusaciones particulares, que han anunciado que en su petición de condena van a incluir la agravante de haber actuado "por motivos racistas u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima".

  • 1