martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Ordenanza para un centro "homogéneo" estéticamente

El ayuntamiento activa esta ordeny llama al a participació ciudadana para que del centro de Sevilla desaparezcan elementos estridentes.

el 23 jul 2010 / 15:13 h.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha anunciadola futura puesta en marcha de una ordenanza, a raíz de un proceso de participación ciudadano abierto mediante la habilitación de la web www.paisajeurbanosevilla.org, que servirá para la homogeneización del paisaje urbano del casco histórico de la ciudad en su concepción más amplia, tomando como referencia el propio casco antiguo, Triana y San Bernardo.

En rueda de prensa, Monteseirín señaló que, de hecho, es contrario a la utilización del término 'homogeneización' en tanto puede implicar "una norma de pensamiento único" que es precisamente lo que se pretende evitar, ya que "el canon de una ciudad no puede basarse en la subjetividad de una persona".

En este sentido, el acto contó con la participación del arquitecto Juan Ruesga, cuyo estudio es responsable de la autoría del documento 'Directrices del Paisaje Urbano de Sevilla', un catálogo en el que, tras un trabajo encomendado 'ex profeso' por el Ayuntamiento, se reflejan las definiciones y criterios a tener en cuenta para iniciar un trabajo tendente a la ordenación de los elementos urbanos, así como a la redacción de una normativa en la que se incluirían muchas normas actualmente vigentes.

Así, el regidor hispalense recordó que "nadie tiene derecho a imponer su gusto" y que "muchas de las cosas que ahora se ven como inmutables hace nada no formaban parte de la ciudad". "No buscamos uniformidad, sino cohesión y coherencia", señaló, aludiendo a que ello se llevará a cabo en función de lo establecido en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) y a las dificultades de aplicar esta normativa en una ciudad como Sevilla, con un amplio número de colectivos que comparten una perspectiva más tradicionalista.

El proceso de participación ciudadano, que conocerá un primer hito en las primeras semanas de otoño con una reunión física y la recopilación de información para coordinar las ordenanzas, se complementará con la creación de un grupo de trabajo sobre paisaje urbano en la Comisión Local de Patrimonio y de una oficina técnica en la Gerencia de Urbanismo.

Ruesga expuso los términos en los que se desarrolla el documento, exponiendo la visión de paisaje urbano como un valor ambiental que configura una determinada imagen en una ciudad. A través de una presentación gráfica presentó ejemplos de ciudades como Barcelona, donde la administración trabaja para la mejora y homogeneización urbana, mientras que en Sevilla puso ejemplos de intervención "no coordinada" de distintos agentes, como Entrecárceles o el cruce de San Pablo con Julio César, con diferentes elementos de mobiliario urbano estéticamente chocantes.

El catálogo aboga al respecto por cuestiones tales como el conocimiento de los elementos urbanos, la austeridad, la economía y racionalización en su uso, su integración en el paisaje y su coherencia con el modelo actual, aunque respetando la tradición. En suma, la "coordinación" y la "homogeneidad" en la actuación.

En lo referente a la zonificación, el arquitecto distinguió en la definición amplia de casco histórico un entorno central, el del centro de la ciudad, lugar de referencia de festejos y turismo, con una subdivisión a su vez en zonas de tipo A y B, "no tan determinantes en los espacios urbanos", por lo cual las fórmulas de actuación podrían consistir en la aplicación de cuatro modelos distintos o igualando el tipo B de la zona central con el tipo A de las secundarias.

Por último, centró su explicación en las farolas señalando que en zonas como la Plaza de El Salvador puede observarse la presencia de distintos modelos e indicando que, mientras en calles de tráfico y de coexistencia debería tenderse al modelo de fuste mural, en las peatonales lo ideal serían luminarias murales, todas ellas en material de fundición y con un criterio homogeneizado de iluminación.

Posteriormente, el delegado municipal de Urbanismo, Manuel Rey (PSOE), señaló a los periodistas que la aplicación de esta ordenanza se llevaría a cabo sobre las nuevas obras, incidiendo en la importancia de la participación y en que el tratamiento "no será fácil", dadas las características de Sevilla y que "no se trata de un problema exclusivo de esta ciudad".

  • 1