martes, 11 diciembre 2018
11:50
, última actualización
Local

Ordóñez "ni olvida ni perdona", pese a que Lasarte le pidió perdón

el 23 jun 2012 / 15:37 h.

TAGS:

Consuelo Ordóñez, hermana del dirigente del PP vasco Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en 1995, ha explicado que Valentín Lasarte, condenado por colaborar en aquel atentado, le ha pedido "perdón" y se ha mostrado "arrepentido" en el encuentro que mantuvieron este pasado viernes, aunque ha asegurado que ella "ni olvida ni perdona".

   Ordóñez ha comparecido este sábado antes los medios de comunicación, en Vitoria, tras la reunión mantenida el viernes en la cárcel alavesa de Zaballa con Lasarte, condenado como colaborador necesario del asesinato de Gregorio Ordóñez y que forma parte del colectivo de reclusos de ETA arrepentidos.

   Lasarte fue condenado a cerca de 400 años de cárcel por participar en siete asesinatos, entre ellos el de Gregorio Ordóñez, cometido por ETA en 1995. Este preso avisó a los miembros de un comando de que el dirigente del PP había entrado en un bar de San Sebastián, tras lo que estos lo asesinaron.

   La hermana del dirigente 'popular' asesinado ha explicado que en la reunión, solicitada por ella misma, Lasarte le pidió "perdón" porque, según lo que establece el plan de reinserción del Ministerio del Interior en el que se enmarcan estos encuentros, "tenía que hacerlo".

   Aunque no ha descartado que la petición fuera sincera e incluso ha explicado que Lasarte está "probablemente arrepentido", ha destacado que ella "ni olvida ni perdona". Según ha manifestado, dada la naturaleza del crimen, que acabó con la vida de su hermano, no puede concederse este perdón, porque la persona que debería hacerlo "está muerta".

   Ordóñez, portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), ha destacado que su objetivo a la hora de acudir a este encuentro era reclamar a Lasarte que colabore con la justicia para identificar a los autores de crímenes de ETA que aún permanecen sin resolver.

   La portavoz de Covite ha censurado que, con su plan de reinserción, el Ministerio del Interior "no solo ha desoído" la petición de las víctimas de plantear la colaboración con la Justicia "como condición exigible" para acogerse al programa, sino que "inclinándose ante las tesis nacionalistas, apoyadas por el Gobierno vasco, ha flexibilizado los requisitos" que se contemplaban hasta ahora para acceder a la vía de la reinserción.

  • 1