lunes, 10 diciembre 2018
21:07
, última actualización
Local

Origen del calendario

Existen multitud de diferentes maneras de fijar el tiempo según la cultura o el astro.

el 25 ene 2015 / 14:53 h.

TAGS:

Desde el siglo XVI y gracias a la bula Inter Gravissimas, este calendario se fue imponiendo en todos los países, primero en los europeos y de tradición católica, y más tarde en los de raíz cristiana aunque alejados de Roma y del poder papal. Aunque se trata del calendario oficial en el mundo, existen multitud de diferentes maneras de fijar el tiempo según la cultura o el astro por el que se mide el tiempo (como con el Sol, la Luna o ambos). Por ejemplo, existen el calendario budista, el hindú, el musulmán, el azteca o el chino, aunque son muy pocos los que se usan de manera oficial. Aztec_Sun_Stone_Replica_cropped.jpg

HISTORIA

Antes del calendario gregoriano, el continente europeo se regía por el calendario juliano, impuesto por Julio César en el 46 a.C. Este se basaba en el año solar y trajo la división del año en 365 días divididos en 12 meses como tenían los egipcios. Pero a pesar de la nueva organización de los días y las estaciones, todavía se producía un desfase de tiempo a lo largo del año que no permitía la coincidencia exacta con respecto al año solar. Para compensar ese desfase, se añadió un día más al año cada cuatro años, lo que se conoce hoy como año bisiesto. Pero este sistema tampoco era perfecto y el desfase que producía se iba agrandando con los años hasta que la diferencia del calendario astronómico con respecto al civil llegó a tener 10 días.

CONCILIO DE TRENTO

Para resolver ese problema se llega a un acuerdo para crear un nuevo calendario en el Concilio de Trento. A través de la bula Inter Gravissimas, en 1582 el Papa Gregorio XIII introdujo el nuevo calendario con lo que además del nuevo sistema el día siguiente al 4 de octubre sería el 15 de octubre, para recortar esos diez días de desfase.

  • 1