jueves, 15 noviembre 2018
14:00
, última actualización
Local

Ortega Cano pide su absolución al considerar "nula" la prueba de alcohol

El extorero insiste en que no bebió nada la noche del siniestro y que iba a una velocidad adecuada.

el 04 abr 2012 / 19:32 h.

TAGS:

El torero José Ortega Cano a su salida del juzgado tras declarar.

"No había ingerido bebidas alcohólicas y conducía a una velocidad permitida reglamentariamente". Son algunos de los argumentos que el extorero José Ortega Cano alega en su escrito de defensa para pedir su libre absolución y así eludir los cuatro años de prisión que reclama la Fiscalía por el accidente en el que perdió la vida un vecino de Castilblanco. La defensa de Ortega, además, asegura que el análisis de sangre por el que se detectó que casi triplicaba la tasa de alcohol es "nulo" porque "no se siguieron los requisitos" que establece el procedimiento penal e insiste en que el matador de toros estaba "en tratamiento médico por arritmias cardiacas".

Ortega Cano se enfrenta a cuatro años de cárcel por dos delitos contra la seguridad vial (conducción temeraria y alcoholemia) y homicidio imprudente . Su abogado, en cambio, asegura que "no existen los delitos" de los que le acusan el fiscal y la familia de la víctima, de ahí que pida su absolución en el escrito de defensa.

Para el letrado, Enrique Trebolle, Ortega Cano se ajustó a la velocidad establecida en la vía, pese a que los informes de la Guardia Civil fijan la velocidad del vehículo a 125 kilómetros por hora en una vía limitada a 90. Y, lo más importante, no consumió alcohol, ignorando el informe del Instituto Nacional de Toxicología concluyó que la tasa de alcoholemia en 1,26 gramos de alcohol por litro de sangre. Lo ignora porque afirma que es "nulo de pleno derecho", ya que se hizo analizando la sangre que se le extrajo cuando llegó al hospital Macarena, donde permaneció ingresado más de un mes, y que tenía como finalidad "salvarle la vida". Si la "finalidad de tal extracción tiende, posteriormente, a servir como prueba en el procedimiento penal deben seguirse, imperativamente, unos requisitos que no se han advertido en el presente caso". Una alegación que de ser aceptada por el juez que juzgue el caso tumbaría la principal prueba. Eso sí, aún quedaría el testimonio de las personas que atendieron al exmatador de toros nada más ocurrir el accidente, ya que ellos pudieron observar o no si presentaba signos evidente de haber ingerido una importante cantidad de alcohol como la que reveló el análisis. De hecho, su defensa está tan convencida de que no bebió que solicita la declaración como testigos en el juicio de algunas de estas personas, un bombero, el conductor de la ambulancia y un médico del Virgen Macarena.

Asimismo, también solicita que sean citados como testigos cinco personas relacionadas con los establecimientos hosteleros que visitó Ortega Cano la tarde del accidente para que acrediten que no tomó alcohol. Estos testigos fueron denegados en su día por el juez instructor y por la Audiencia, alegando que estos debían ser propuestos para la vista.

Otro de los argumentos de la defensa es en el hecho de que el exdiestro estaba en "tratamiento médico por arritmias cardiacas" por lo que tomaba medicamentos como Trangorex y Sintrón; mientras que, "por otros motivos" tomaba Tanaken y Seretide. De hecho, también llama a declarar a un médico especialista en arritmias, entre otros doctores.

De igual modo, el abogado presentará varios informes periciales realizados por ingenieros y cuya citación como testigos también reclama, con el objetivo de desmontar los realizados por la Guardia Civil sobre que fue la velocidad y el alcohol lo que le hicieron invadir el carril contrario. Por último, reclama un justificante a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) sobre la lluvia caída tras el accidente, para "acreditar" algunas de las "circunstancias fácticas" recogidas en los citados informes policiales.

  • 1