Local

Ortega Cano viajaba a 126 km/h en el momento del accidente, según un informe de víctimas de accidentes

el 04 jul 2011 / 16:07 h.

TAGS:

Un equipo de investigación de la Guardia Civil reconstruye las circunstancias del accidente de Ortega Cano.

El extorero y ganadero José Ortega Cano viajaba a 126 kilómetros  por hora en el momento de sufrir el pasado mes de mayo el accidente  de tráfico que se saldó con un fallecido , según un informe técnico  aportado por la asociación DIA de víctimas de accidentes.  

En un comunicado, la asociación ha informado de que, según este  informe realizado en base a los datos que han ido conociendo en los  últimos días, el extorero iría circulando a dicha velocidad en el  momento de la colisión. No obstante, será el informe técnico que  emita la Guardia Civil el que diga oficialmente la velocidad a la que  circulaba el extorero.  

Hay que recordar que el análisis de la muestra de sangre extraída  a José Ortega Cano ha arrojado un resultado de 1,26 gramos de alcohol  etílico por litro de sangre, cuando la tasa máxima permitida es de  0,50, con lo cual el exmatador de toros duplicaba y casi triplicaba lo permitido en el momento del accidente.

En este sentido, y según el resultado del análisis remitido por el  Instituto Nacional de Toxicología al Juzgado de Instrucción número 9  de Sevilla, el extorero presentaba una tasa de 1,26 de gramos de  alcohol por litro de sangre, "sin detectarse ninguna otra sustancia  tóxica o estupefaciente".  El juez cuenta en su poder con tres llamadas de denuncia que se  realizaron al 112 desde tres vehículos distintos en diferentes  lugares y minutos antes de la colisión, llamadas "que identifican el  turismo del torero al detalle sin equívoco alguno" y en las que el  denominador común es denunciar una "presunta conducción temeraria",  en las que se menciona entre otras circunstancias, "conducción  irregular, continuos  zig-zag, invasión continua y reiterada del  carril contrario, así como doble adelantamiento en línea continua a  alta velocidad". Asimismo, y respecto al fallecido, identificado como Carlos Parra,  el análisis realizado "no ha detectado presencia alguna de alcohol  etílico ni de sustancias tóxicas o psicoactivas", tras todo lo cual  continúan dichas muestras custodiadas por el Instituto Nacional de  Toxicología.

  • 1