Deportes

Osasuna-Betis: ser o no ser para Mel

El equipo verdiblanco no caerá en la zona de descenso ni siquiera si vuelve a perder.

el 03 dic 2011 / 21:12 h.

Pepe Mel, con el doctor Calero en Santa Justa antes de viajar a Pamplona.

Pepe Mel se la juega y el Betis, por tanto, también. Puede que los béticos estén hartos de escuchar lo mismo desde hace semanas, pero es la verdad y sólo un club tan atípico como el verdiblanco podía permitir que el punto de inflexión que supone la destitución de un entrenador se haya aplazado hasta esta altura del campeonato, después de nueve jornadas sin ganar en las que su técnico y sus jugadores sólo han sido capaces de sumar un solo y ridículo puntito de los 27 en disputa. Pocos clubes como el Betis hay en la historia capaces de soportar semejante agujero sin hacer lo que todos hacen, relevar al inquilino del banquillo. Pero la paciencia tiene un límite, hasta la del Betis, y por muy costoso que sea su despido, que lo será si el equipo no está en puestos de descenso y así seguirá siendo aunque hoy se produzca la novena derrota, el cese será un hecho en el 99% de las posibilidades si Mel y sus hombres no son capaces de poner fin a esta sangría de puntos que se escapan sin que nadie pueda evitarlo.

Esta visita a Osasuna, campo propicio en los últimos años pero adverso en la mayoría de las ocasiones, es por tanto una nueva finalísima, acaso la última, para Mel. También para el Betis, habida cuenta del revés que supondría prescindir de un técnico y fichar a otro, económica y deportivamente hablando. El entrenador lo sabe, el club lo sabe y los futbolistas por descontado no son tontos. Luego serán más malos o menos malos y perderán todos los puntos habidos y por haber, pero lo que no pierden es la noción de la realidad, y la realidad es que como no espabilen, en cuestión de horas pueden quedarse sin el míster que ha llevado a la mayoría a Primera.

El apoyo de su plantilla, en principio sin fisuras, es una de las armas en que confía Mel para salir de este pedazo de socavón donde se metió hace dos meses y del que aún no ha salido. La otra es la famosa innovación táctica de la que tanto se ha hablado esta semana, desde que José Antonio Bosch dijo el lunes que el técnico les había planteado nuevas soluciones para abandonar la crisis. Quizá sea una estrategia para despistar, pero Mel probó el jueves con un sistema de cinco defensas, inédito en Heliópolis desde que Luis Aragonés recurría a los tres centrales con dos laterales de largo recorrido, y ayer incluyó en la convocatoria a todos sus centrales, cinco en total; sólo falta Juan Calahorro. Hace una semana, el madrileño apenas llamó a dos centrales, los titulares (Ustaritz y Dorado). Siete días después, dobla el número de zagueros. Toda una señal.

La lista de hombres que viajaron por la tarde a la bella Iruña tiene su aquel y no se queda en el amplio repertorio de centrales. Son 19 futbolistas, eso para empezar, así que habrá un descarte. El de la pasada semana, Álex Martínez, viaja. No lo hacen Fabricio, con lo que Goitia será el portero suplente, ni Chica, que se cae del cartel después de su horrorosa actuación del pasado domingo. También se confirmó ayer la ausencia de Ezequiel: el granadino se entrenó bien el viernes, pero en la sesión previa al viaje se resintió de la distensión que sufrió ante la Real, así que Mel se queda sin uno de los revulsivos de ese choque. Se suma esta baja a las de Jefferson Montero por lesión e Iriney por sanción. En cambio reaparece Juanma tras superar unas molestias en un cuádriceps.

UN RIVAL EN FORMA. Al Betis le espera un adversario de cuidado en un escenario también inexpugnable: el Reyno de Navarra, el Sadar de toda la vida, permanece intacto en lo que va de campaña (tres victorias y tres empates). Y hay más, porque el conjunto navarro, dueño de una sorprendente séptima plaza, apenas cuenta una derrota en sus seis últimos partidos y tres en total, lo que le convierte en uno de los equipos que menos pierde de toda la Liga. No como el Betis, que acumula más derrotas que nadie, colista incluido. En realidad, el equipo que dirige José Luis Mendilibar sólo ha perdido en los campos de los dos grandes (8-0 en el Camp Nou y 7-1 en el Bernabéu) y en San Mamés (3-1).

ATLÉTICO OSASUNA: Andrés Fernández; Damiá, Rubén, Miguel Flaño, Roversio; Puñal, Nekounam; Cejudo, Raúl García, Lamah; y Nino.

REAL BETIS:
Casto; Isidoro, Ustaritz, Mario, Dorado, Nacho; Beñat, Beñat, Cañas, Salva Sevilla; Jonathan Pereira y Santa Cruz.

Árbitro: Ayza Gámez (Comité Valenciano).

Estadio:
Reyno de Navarra.

Hora:
18.00.

TV: Canal+Liga 2 y PPV.

  • 1