Local

Oslo sufre dos atentados mortales coordinados que siembran el caos

Una bomba estalla junto a la oficina del primer ministro y poco después un hombre tirotea un campamento del Partido Laborista.

el 22 jul 2011 / 14:53 h.

TAGS:

Noruega se vistió ayer de luto. Dos atentados relacionados entre sí y con pocas horas de diferencia han dejado numerosos muertos y heridos. El primer ataque, sobre las 15.30 hora española, tuvo lugar junto a la oficina del primer ministro y del Ministerio del Petróleo , en pleno centro de Oslo, donde la explosión de una bomba –hay algunas fuentes que hablan de varias– dejó al menos siete muertos y numerosos heridos, según declaró el jefe de la Policía de Oslo, Sveinung Sponheim, en rueda de prensa.

Un responsable del Hospital Universitario de Oslo indicó que en el centro fueron ingresadas diez personas, pero no pudo precisar el alcance de sus heridas. Según el diario Dagbladet , ha habido numerosos heridos, algunos de ellos de gravedad. El diario local Aftenposten , que citó ayer a agentes que trabajaban en el lugar de los hechos, apuntó a la posibilidad de que hubiesen otras bombas en la zona. Testigos presenciales informaron de que las autoridades ordenaron la evacuación del lugar y de que la estación central ferroviaria de Oslo fue cerrada.

Pocas horas después, un individuo disfrazado de agente de Policía disparó de forma indiscriminadamente contra los asistentes a una reunión anual de las juventudes del gubernamental Partido Laborista en la isla de Utoya, a 30 kilómetros de Oslo. Este hombre fue detenido poco después, tras causar, según las autoridades 84 fallecidos, cifra que podría aumentar a medida que avance el día.

El Ministerio de Justicia e Interior informó de que el arrestado es noruego y que había sido visto en Oslo antes del atentado.

El primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, tenía previsto asistir a este encuentro y pronunciar un discurso ante las juventudes de su partido. El propio jefe del Ejecutivo informó personalmente sobre este tiroteo en declaraciones a la televisión noruega. “La situación en Utoya es crítica” , declaró al canal independiente TV2, y afirmó que tanto él como su equipo de gobierno se encontraban bien.

Prudencia. Las autoridades mantuvieron ayer prudencia sobre la autoría del atentado, pero un grupo desconocido llamado Ansar al Yihad al Alami (Colaboradores de la Yihad Global) aseguró a través de un mensaje por internet que el atentado de Oslo es “sólo el comienzo y va a haber más”, en respuesta a la reciente publicación de las caricaturas de Mahoma en periódicos noruegos, según tradujo un experto antiterrorista para The New York Times . Poco después, según este diario, el propio grupo se desvinculó de los atentados.

De hecho, la Policía, citada por la agencia estatal NTB, no cree que sea terrorismo internacional, las autoridades sospechan más de grupos locales antisistema. A pesar del elevado número de víctimas y de que Oslo es un destino de verano de muchos españoles, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ayer no tenía constancia de que haya españoles entre las víctimas de la explosión y el tiroteo, según informaron a Europa Press fuentes diplomáticas. Ante la gravedad de los hechos, las muestras de apoyo al Gobierno noruego no se hicieron esperar.

El ministro del Interior, Antonio Camacho, trasladó a su homólogo noruego, Hans Kristian Amundsen, las condolencias del Gobierno español y ha puesto a su disposición la ayuda técnica y la experiencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Mientras que el Rey conversó telefónicamente con el monarca Harald de Noruega, al que expresó su pesar y condolencias por los atentados.

  • 1