Local

Osuna multiplica por cinco las retinografías anuales a pacientes con diabetes

el 24 nov 2009 / 16:23 h.

TAGS:

Cerca de 150 personas con diabetes han sido sometidas a una retinografía digital en el Área de Gestión Sanitaria de Osuna con el fin de detectar precozmente una afección del ojo por retinopatía diabética y evitar así una eventual ceguera cuando todavía su patología mejora con tratamiento. Esta cifra supone que, desde la puesta marcha en 2007 del Programa de Detección Precoz de la Retinopatía Diabética por la Consejería de Salud, la cobertura haya ido creciendo progresivamente hasta multiplicarse por cinco el número de retinografías que se hacen al año.

De este modo, el Área de Gestión Sanitaria de Osuna ha efectuado 100 pruebas de este tipo en lo que va de año frente a las 20 que registró durante 2008. En la actualidad, los equipos de retinografía digital implantados en el área de Osuna están ubicados en los centros de salud de Écija, la Puebla de Cazalla y Estepa.

Asimismo, el Hospital de la Merced ha adquirido la tecnología necesaria para, una vez detectado un posible caso de retinopatía, proceder a su confirmación diagnóstica mediante la angiografía digital y a su tratamiento con laserterapia cuando éste proceda.

Principal causa de ceguera

La retinopatía diabética afecta a la retina y es una de las principales complicaciones de la diabetes, siendo la primera causa de ceguera a nivel mundial en pacientes de 20 a 74 años. Los primeros síntomas de esta enfermedad suelen aparecer en fases avanzadas, de ahí la importancia de detectarla de forma precoz ya que de otra forma dificulta su tratamiento. Se estima que entre un 15 y un 30% de las personas con diabetes padecen retinopatía y que se puede llegar a reducir en más del 60% el riesgo de ceguera si se diagnostica pronto.

La retinografía digital permite que desde el centro de salud se envíe por correo electrónico al hospital una fotografía de la retina al paciente diabético como método de screening o de prevención entre la población de riesgo. Así, la imagen llega a la Unidad de Oftalmología para su estudio y tratamiento. Si la fotografía no es patológica, se le da una cita al paciente para que se someta a una nueva retinografía al año siguiente. En el caso de que sea patológica, el hospital cita al paciente directamente para una nueva valoración.

Entre las ventajas de este sistema destaca su capacidad para extender esta prestación a las zonas más aisladas y para evitar el desplazamiento del paciente, ya que es la imagen la que viaja a través de la Intranet corporativa del Servicio Andaluz de Salud. Asimismo, sirve para potenciar la continuidad asistencial entre Atención Primaria y Especializada y fomenta la comunicación entre los diferentes centros.

  • 1