lunes, 18 marzo 2019
14:24
, última actualización

Osuna ya huele a Dorne

Alrededor de 3.000 personas participaron ayer en la primera fase del casting de extras para la serie ‘Juego de Tronos’, que se desarrolló sin incidencias gracias a la «buena organización» por parte del Ayuntamiento y la productora

el 03 sep 2014 / 10:30 h.

osunaLa productora HBO no se equivocó al elegir los emplazamientos de Osuna y Sevilla para el rodaje de parte de la quinta temporada de la exitosa serie Juego de Tronos. No en vano, Dorne, uno de los nuevos escenarios que se mostrarán en la próxima entrega, se describe como la región más calurosa al sur de Poniente, allí donde se ambientan las novelas que han hecho de oro al estadounidense George R.R. Martin. Y bajo esas altas temperaturas tan típicas de un verano en el sur, unas 3.000 personas se dieron cita a lo largo del día de ayer en el estadio municipal Raúl Carrosa ursaonense, para probar suerte en el casting que seleccionará a los extras de la producción televisiva. La expectación desde que se dio a conocer oficialmente la fecha de la selección era enorme. A las 20.00 horas del lunes, la «primera de la cola», Alegría León, llegaba desde el municipio sevillano de Camas a buscar una oportunidad en el mundo de la figuración. Sus rasgos encajaban prácticamente en todos los requisitos que Fresco Film y Moderxpor Casting International habían especificado para evitar una afluencia masiva: de complexión delgada, piel morena y pelo oscuro y largo, características que posee todo dorniense que se precie, ya sea la princesa Arianne Martell o un militar de Lanza del Sol, capital de uno de los siete reinos de la saga Canción de Hielo y Fuego. De ahí que León fuese la primera preseleccionada. Pero a pesar de esas condiciones específicas, fueron muchos los que, aún sabiendo que no pasarían el filtro, pasaron la noche al raso, hasta que a las 8.00 horas se abrieron las puertas del estadio, dando lugar a un continuo fluir de personas procedentes no solo de la propia Osuna, sino de Sevilla capital, Córdoba, Granada e incluso Madrid. Algunos portaban camisetas de los Stark o los Targaryen, y otros ni siquiera habían oído hablar de esta ficción televisiva. «Yo lo único que sé es que hay dragones. Ni la he visto, ni sé de qué va, ni nada», ironizaba Sergio, electricista en paro de unos 20 años, que decía que se había presentado para pasar el rato con los amigos. Y como él, casi 3.000 personas, una cifra que espera ser igualada en la segunda parte de la selección. Ante tal afluencia de aspirantes, el Ayuntamiento mantendrá desplegado hasta hoy, cuando finalizará el casting, un dispositivo especial de seguridad en colaboración con la Subdelegación del Gobierno, en el que participan Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil así como servicios sanitarios, que levantaron una carpa de apoyo logístico para intervenir en caso de urgencia. Afortunadamente, y tal y como manifestó la alcaldesa, Rosario Andújar, todo fluyó con «absoluta normalidad, dado que están reinando la educación, el orden y el civismo» gracias a la colaboración de todos los participantes. Aun así, muchos han hecho «auténticas locuras» con tal de hacerse con un hueco en el casting. Según señaló la alcaldesa, una chica no presentaba el color de pelo exigido y «ha vuelto a casa, se ha teñido y tiene cita para esta tarde». No obstante, algunos de los aspirantes declinaron hacer declaraciones, dado que las instrucciones de la productora les obligaban a guardar confidencialidad con respecto al desarrollo de las pruebas. Es el caso de José, quien desde Sevilla se había desplazado, como seguidor de la serie y por sacar un dinero extra (la remuneración es de 50 euros netos por día de rodaje), «a las 6.00 de la mañana, pero hasta las 11.00 no me han dado el número», un dorsal con el que, después de echar toda la mañana en Osuna, volvió a guardar cola «para estar entre los 100 primeros de la tarde». «Hemos tenido hasta que tirar de sombrilla», comentó entre risas. De esta forma, aunque el calor y el cansancio apretaban, el ambiente festivo fue la nota dominante entre quienes revoloteaban por los alrededores del recinto. Un vecino de Osuna, recién salido de recoger su dorsal para participar, aseguraba a todo aquel con el que se cruzaba que «me han dicho que me iban a llamar para las escenas de cama», haciendo alusión a las frecuentes escenas de sexo que se visualizan en Juego de Tronos, y mientras entraba a un comercio local buscando un refrigerio. Porque, inevitablemente, este ir y venir de gente repercute en la economía del pueblo: «Durante prácticamente un mes, los alojamientos hoteleros están llenos, tanto en Osuna como en los alrededores. Además, la productora está encargando toda la logística a las empresas locales, con lo que eso supone para el desarrollo de la localidad», aseguró la regidora, quien añadió que, solo en el mes de agosto, las visitas turísticas han aumentado un 15% con respecto al año pasado, algo que «hemos demostrado que ha sido por el efecto Juego de Tronos porque han venido buscando información sobre los posibles escenarios donde se va a producir el rodaje. Podemos decir que, aunque el mérito es de Osuna por sus bienes patrimoniales, nos ha tocado la lotería», aseveró Andújar. Y es que son muchos los que sueñan con perderse entre estos parajes de ficción que, entre el 10 y el 29 de octubre, fechas previstas del rodaje, cobrarán más vida que nunca en el particular reino de Dorne de la provincia sevillana.

  • 1