Local

Otegi apela a la 'negociación' y al 'diálogo' a su salida de la cárcel

Eran las 7.20 de la mañana de ayer cuando el dirigente de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi abandonó la prisión donostiarra de Martutene. Después de 15 meses en la cárcel, volvió a apostar por el "diálogo y la negociación" para resolver el conflicto vasco. El PSOE respondió por boca de José Blanco: "todas las puertas se han cerrado". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 10:57 h.

TAGS:

Eran las 7.20 de la mañana de ayer cuando el dirigente de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi abandonó la prisión donostiarra de Martutene. Después de 15 meses en la cárcel, volvió a apostar por el "diálogo y la negociación" para resolver el conflicto vasco. El PSOE respondió por boca de José Blanco: "todas las puertas se han cerrado".

Con buen aspecto -vestido con camisa blanca y pantalón vaquero- y sonriente, Otegi fue recibido en el exterior por un centenar de simpatizantes de la izquierda abertzale que coreaban gritos a favor de la amnistia para los presos vascos. Pese a que su popularidad entre los abertzales ya no es la que era -ni siquiera hubo homenaje a su salida, como sí ocurrió con De Juana Chaos-, le esperaban a las puertas de la prisión varios dirigentes del grupo. Entre ellos estaban Tasio Erkizia, Arantza Urkaregi, Juan Mari Olano, el músico Fermin Muguruza o el ex secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, con quién se fundió en un emocionado abrazo.

Tras recibir numerosos aplausos, abrazos y saludos emocionados, Otegi realizó una breve alocución ante los numerosos medios de comunicación congregados en la salida de la prisión, en la que el dirigente abertzale envió un "personalísimo abrazo" a los "todos los compañeros" presos y otro "muy especial" a sus familiares que "ayer hoy y mañana se desplazarán kilómetros para ver a los suyos en las prisiones".

Asimismo, en el plano político señaló que hace 15 meses le ingresaron en el centro penitenciario de Martutene y que "hace 15 meses, como hace muchísimos años, por desgracia había un problema político de fondo sin resolver en este país".

"Ese problema sigue siendo real, es un problema que no se ha resuelto y considero personalmente que sólo se resolverá a través del diálogo y la negociación", vía por la que, a su juicio, "este país tiene que conocer un escenario de paz y democracia que le permita decidir su futuro y, al mismo tiempo, dentro de ese proceso, liberar a todos los presos políticos vascos". "Esto es todo, de momento", afirmó Otegi, quien preguntado por lo que va a hacer de ahora en adelante contestó con la expresión en francés "ya se verá".

Otegi fue encarcelado el 8 de junio de 2007 después de que el Tribunal Supremo confirmara la sentencia que la Audiencia Nacional dictó el 27 de abril de 2006 por un delito de enaltecimiento del terrorismo.

El dirigente de la izquierda abertzale tiene, además, otras tres causas pendientes que llevan aparejadas penas que oscilan entre los 2 y los 15 años de prisión.

La respuesta. El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, fue el encargado de contestar, en nombre del partido en el Gobierno, a las declaraciones de Otegi. Aseguró en una entrevista concedida a Europa Press que no hay ninguna posibilidad de "retomar el diálogo" y que "todas las puertas se han cerrado". Añadió que "la única posibilidad que tiene la izquierda abertzale es convencer a la banda terrorista ETA para que abandone las armas".

Aclaró que Otegi sale de la cárcel porque ha cumplido con su pena y espera que no vuelva a las andadas y que, por lo tanto, "no le tengan que volver a condenar por las mismas causas que le han condenado". En cuanto a la situación de ETA, recordó que está recibiendo "golpes policiales a pesar de que nos habían acusado de que habíamos bajado la guardia". Recordó, no obstante, que la banda tiene todavía capacidad de hacer daño, aunque cada vez está "más debilitada". "Creemos que ETA está derrotada, pero todavía dará muchos coletazos", apostilló y se mostró convencido de que "algún día se va a rendir".

  • 1