Local

Otegi trata de mantener la vía política abierta desde la cárcel

Insta a iniciar un debate sobre la violencia, pero sigue sin condenarla.

el 23 nov 2009 / 20:33 h.

TAGS:

Arnaldo Otegi fue detenido en el mes de octubre.

La izquierda abertzale sigue apostando desde la cárcel por mantener abierta la vía política, a pesar de que ETA, que por ahora sigue manteniendo la vara de mando, se opone frontalmente a esta iniciativa. Sin embargo, documentos incautados en prisión a destacados dirigentes de Batasuna como Arnaldo Otegi instan a ETA a establecer un debate interno sobre la renuncia a la violencia, aunque sin dar el paso decisivo de condenarla.

Según informó ayer la Cadena SER, se trata de documentos interceptados en prisión dirigidos a miembros de la actual izquierda abertzale que están en libertad. En una de estas comunicaciones del líder de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, asegura textualmente que "hay que seguir para adelante porque los otros y no todos, son sólo 220". La Policía interpreta que Otegi se refiere a ETA al hablar de los 220.

En otra carta manuscrita interceptada en la cárcel madrileña de Estremera a otro dirigente destacado, Arkaitz Rodríguez, se exige a Ezker Abertzalea detener a los replicantes de la organización ilegalizada Segi y convencer a los ex presos de la banda armada de que la vía política es la única salida posible para la negociación. Rodríguez, según la Cadena SER, manda además un mensaje a un miembro de ETA encarcelado en Francia para que abra un debate interno en la dirección de la banda y otro para los refugiados de la banda armada en Francia, porque hay que "pacificar ese frente para que den el paso con la ayuda de la revista Txapela".

La Cadena SER informó de que la lectura que hace la Policía a estas comunicaciones es la que la izquierda abertzale intenta estar presente en las elecciones del 2011, a pesar de la negativa de ETA a ensayar nuevas vías políticas tras la encarcelación de los líderes de Batasuna.

En las comunicaciones interceptadas a Otegi encarcelado en la prisión madrileña de Estremera, el líder de Batasuna, manifiesta el apoyo que están recibiendo del presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar.

Este debate interno en la izquierda abertzales se ha intensificado desde la detención de sus dirigentes en octubre. Otegi y sus cuatro compañeros publicaron la carta Una foto y un futuro en la que apostaban por "una nueva fase dentro del proceso de liberación nacional" del pueblo vasco para " avanzar hacia la independencia". A este movimiento se une el de la iniciativa Gakoa, promovida por militantes veteranos, en la que se aboga por el abandono de las armas, ante la posibilidad de que ETA pueda ser derrotada por la vía policial y en la que se dice que la estrategia militar es perjudicial para los intereses abertzales.

Pero por si fuera poco, otro grupo de la izquierda abertzale, liderado por el histórico Tasio Erkizia, presentaron en Alsasua un documento en el que se defiende la apertura de un nuevo "proceso de negociación" entre el Gobierno español y ETA en un contexto de ausencia "total" de violencia. A pesar de que la banda terrorista rechaza la vía política, Erkizia se mostró ayer convencido de que ETA "va a apoyar" su propuesta porque "ilusiona a la gran mayoría", y afirmó que "es evidente que la izquierda abertzale está en la clave" de que "no es el momento de la lucha armada".

  • 1