Local

Otra contradicción de gobierno

El PP ha acabado realizando prácticas que denunció durante los años de oposición.

el 16 feb 2012 / 22:25 h.

TAGS:

"Está pasando lo mismo que antes, sólo que este gobierno se pasó años criticándolo y decía que no iba a ocurrir". La frase viene de uno de los representantes sindicales del Ayuntamiento, los mismos que reivindican que los recortes están dejando a la plantilla sin capacidad de afrontar servicios básicos. Como la gestión de los distritos. Una lectura parecida se puede hallar entre los monitores que denuncian su bajada salarial e incluso entre personas de PSOE e IU que tuvieron responsabilidad en distritos hasta 2011.

Que haya militantes del PP contratados por las empresas a las que el Ayuntamiento adjudica servicios como los talleres no supone en sí irregularidad alguna. El carné político no debe ni invalidar a nadie para ocupar un puesto en una administración ni debe ser algo que se tenga en cuenta al valorar su profesionalidad. Pero situándolo en el contexto político de Sevilla durante los últimos años supone cuanto menos una contradicción entre el discurso que mantuvieron los populares en la oposición y la actuación que han llevado a cabo.

Si los coordinadores de los talleres deben ser personal contratado por empresas por su perfil profesional con independencia del color político de la administración, ¿por qué tras un cambio de gobierno son sustituidos? ¿Por qué antes había personas afines a PSOE e IU, y ahora simpatizantes del PP? Porque durante muchos años se utilizó como vía para situar en la administración a personal afín y para aumentar los puestos de confianza. Con el nuevo gobierno, han cambiado nombres y perfiles, pero la práctica ha sido la misma. No se discute que estén preparados para estas funciones, simplemente que hayan podido acceder por la misma vía por la que entraron en el anterior gobierno personal ajeno a la Administración.

El gobierno tiene entre sus competencias determinar cuántos puestos de confianza necesita. Estos cargos deben ser afines al gobierno y son necesarios. El problema es que mientras se difunde la imagen de recortes y de cambio en la administración, se siguen usando vías similares para la contratación de personal afín al partido que ganó las elecciones.

  • 1