Cultura

Otra más para la estantería

el 29 jun 2012 / 21:46 h.

Teatro de la Maestranza. 28 de junio.
Programa: Cristoforo Colombo de Ramón Carnicer.
Intérpretes: Y. Auyanet. J. Martín Royo. D. Alegret. C. Faus. C. San Martín. D. del Castillo. M. de Diego. Coro del Maestranza. ROSS. S. Serrate, director.

El Maestranza hizo el jueves lo que todo gran teatro que se precie debe hacer, por ingrata que resulte la tarea: recuperar repertorio, limpiar el polvo al patrimonio musical español. El jueves se interpretó, por primera vez desde el siglo XIX, Cristoforo Colombo de Ramón Carnicer. Ahora debería ser grabada y editada convenientemente para que quede a la mano de musicólogos y entusiastas de este tipo de rarezas. No obstante es curioso comprobar el, insistimos, valioso empeño que se pone en rescatar obras que no han superado la criba del tiempo, y el poco caso que se le hace a la creación que más nos compete, la que se produce en nuestros días. Paradojas de la vida cultural.

Al caso, este Cristoforo Colombo tiene todos los tics de Rossini sin tener la liviandad y la genialidad melódica de Rossini y recuerda al Bellini menos inspirado. Imagínense. Casi tres horas de música de muy escaso interés defendida con plena convicción por el maestro Santiago Serrate, que imprimió un tono de acertada ligereza, muy teatral en el uso del forte, y con un buen equilibrio entre los solistas vocales y una reducida Sinfónica de Sevilla de la que señalaremos el buen hacer del corno inglés de Sara Bishop en su solo y la deslucida por efectista y henchida de vibrato aportación del violonchelista Dirk Vanhuyse. En lo estrictamente vocal, el Coro del Maestranza respondió con soltura a la agitada batuta, pero fueron David Alegret y Yolanda Auyanet quienes mejor solventaron los escollos de unos pentagramas que les obligaron a una coloratura complicada y que les demandaron unos exigentes agudos. Joan Martín Royo puntuó alto en la emisión y en el cómodo fraseo que evidenció. Y Cristina Faus pareció no encontrarse del todo agusto. Ahora, Cristoforo Colombo regresará a la estantería por otros 100 años.

  • 1