Local

Otra música para la Plaza Sony

La popular Plaza Sony de la Cartuja donde durante la Expo se celebraron todo tipo de conciertos y actividades lúdicas, se llenará de otra música a partir del mes que viene: las máquinas entrarán en el solar con el fin de construir el que será el edificio de transferencia tecnológica de la Universidad de Sevilla.

el 16 sep 2009 / 07:49 h.

TAGS:

C.M.

La popular Plaza Sony de la Cartuja donde durante la Expo se celebraron todo tipo de conciertos y actividades lúdicas, se llenará de otra música a partir del mes que viene: las máquinas entrarán en el solar con el fin de construir el que será el edificio de transferencia tecnológica de la Universidad de Sevilla.

El Vicerrectorado de Infraestructuras adjudicó de forma provisional el pasado 4 de agosto la primera fase de las obras del edificio de transferencia tecnológica de la Universidad de Sevilla, que irá ubicado en la Plaza Sony, en la Isla de la Cartuja. La empresa encargada de empezar a levantar el complejo es FCC Construcción S.A. Lo hará por un coste de 3.872.488 euros frente a los más de cinco millones por los que salió a licitación el pasado mes de junio. El edificio de transferencia tecnológica costará en total más de 34 millones de euros.

Los fondos procederán de la Junta de Andalucía (que se ha comprometido a pagar la primera fase de las obras) y de otras instituciones, como la UE mediante los fondos Feder. De hecho, la Universidad de Sevilla acaba de captar de Europa más de once millones que tendrán que ir destinados a financiar "infraestructuras científico-técnicas", según informó el rector, Joaquín Luque, en el último Consejo de Gobierno antes de las vacaciones, celebrado a finales de julio.

Con este nuevo edificio, la Hispalense superará una de sus asignaturas pendientes: crear un espacio donde convivan las empresas y el mundo universitario haciendo así real la conexión entre ambos mundos, el académico y el productivo. El Centro de investigación, tecnología e innovación de la Universidad de Sevilla (Citius) es, hasta ahora, el único espacio que cumple esa función, pero de forma muy testimonial. Pero, sobre todo, la Hispalense consigue con el centro de transferencia tecnológica ubicado en el parque Cartuja 93 dar un golpe de efecto a la candidatura por la que opta a ser nombrada campus de excelencia. El plazo para presentar las candidaturas termina el próximo 8 de septiembre. El Gobierno quiere poner entre las mejores universidades del mundo a diez campus españoles. Para eso repartirá la nada desdeñable cantidad de 150 millones de euros. La Hispalense quiere hacerse con un trozo de este pastel.

El proyecto del inmueble viene firmado por los arquitectos José María Jiménez Ramón y Ángel Luis Candelas Gutiérrez. Los trabajos, que arrancan con la vuelta oficial de las vacaciones, estarán terminados a finales de 2011, calcula el Vicerrectorado de Infraestructuras. A modo de curiosidad, la fachada norte -la que se podrá ver desde la SE-30- tendrá una pantalla en la que se proyectarán mensajes y con la que se rendirá un "homenaje" al Jumbotron, la gran pantalla de la Plaza Sony.

  • 1