Deportes

Otra noche para olvidar de un Sevilla desconocido

El equipo de Gregorio Manzano tira una renta de dos goles con una segunda mitad lamentable en la que Osasuna remontó el partido (3-2). Sumando un punto ante la Real Sociedad si el Espanyol pierde con el Zaragoza sellaría el pase a la Europa League.

el 11 may 2011 / 22:22 h.

Kike Sola celebra uno de sus goles.

Una segunda parte calamitosa tiró por tierra el buen trabajo del Sevilla en el primer periodo, que despidió con un 0-2 a favor y la clasificación virtual para la Liga Europa en la mano. El empate del Espanyol con el Valencia impedía que fuese matemática, pero en realidad el problema no fue ése, sino el lamentable partido del equipo de Gregorio Manzano tras el descanso.

Nueve goles recibidos en apenas cuatro días lo dice todo de un Sevilla que pide a gritos que termine cuanto antes la temporada. No se le puede criticar la falta de entrega, pero sí de organización sobre el campo y el bajo nivel de muchos de los futbolistas. Ahora, un punto frente a la Real Sociedad, unido a una derrota del Espanyol ante el Zaragoza, daría la clasificación. Pero si ésta no se amarra, habrá que ir a jugársela al feudo periquito. Y no está el Sevilla para eso.

El repaso sufrido ante el Real Madrid tuvo consecuencias en la alineación. Manzano se cargó de un plumazo a Zokora y Capel, cuyos puestos fueron ocupados respectivamente por Fazio -desplazado al centro del campo- y Acosta. El canterano Bernardo, una de las perlas de la cantera y con ficha del primer equipo la próxima campaña, debutó en Liga y como titular. No era el mejor día para hacerlo. Camuñas avisó pronto (1'), y Javi Varas también. El portero fue uno de los mejores argumentos del Sevilla. Atento, rápido, bien colocado... Se ha ganado la titularidad y volvió a demostrar el porqué.

Varas compartió protagonismo con Negredo. Brillante el madrileño, autor de dos goles -suma 17 en Liga- que pusieron al Sevilla con todo a favor al descanso. Listo y certero, cabeceó impecable una falta sacada por Perotti a los 26 minutos. Instantes después, Negredo volvió a aparecer. Esta vez, recogiendo un balón rechazado por el poste después de que el argentino centrase y un zaguero los desviara al palo. El 0-2, a los 28 minutos de partido, puso de manifiesto la diferencia de pegada entre ambos equipos. Mientras Osasuna lo intentaba con más corazón que cabeza y siempre terminaba estrellándose en Javi Varas, el Sevilla recurrió al vallecano para rozar con las manos la clasificación para la Europa League. El control del balón no era claro ante un rival de la zona baja de la tabla, pero el acierto en los metros finales decantaba la balanza.

EN PICADO. Todo cambió tras el descanso. En su primera llegada, Osasuna recortó distancias con una facilidad pasmosa. Camuñas se marchó de Dabo, una constante a lo largo de toda la noche, puso el balón a Kike Sola y éste remató a placer sin que Escudé llegase a tiempo. Una acción muy similar a la que costó uno de los seis goles ante el Real Madrid, obra de Cristiano Ronaldo.

El 1-2 espoleó al equipo de Mendilibar. El Sevilla no tenía la pelota y corrió siempre tras ella. Damiá, que salió al campo justo antes del descanso tras la desafortunada lesión de Nelson, tuvo el empate instantes después de que los navarros recortasen distancias en el marcador. Osasuna, espoleado por su afición, apretaba y el equipo de Manzano se encerró solito por su propia incapacidad para tener la pelota en sus pies y atacar con cierta inteligencia a la contra.

Un disparo de Acosta dentro del área, con todo a favor, que terminó marchándose fuera de banda -sí, fuera de banda- fue el vivo reflejo de la necesidad urgente que tiene el Sevilla de dar un cambio a su plantel. Manzano dejó a Capel y Alfaro en el banquillo para dar sitio al argentino, que ni está ni se le espera.

MÁS LESIONES. Fazio se sumó a la lista de lesionados y dejó su plaza a Zokora. No hay suerte con las lesiones, definitivamente. Justo después, Osasuna tuvo el empate en un remate a bocajarro de Kike Sola que Javi Varas sacó con acierto. Pese a ello, Osasuna hizo bueno su dominio y logró el empate, obra de Sola tras una jugada de Camuñas, en pleno desconcierto defensivo. Nadie supo frenar a estos dos jugadores. Era el minuto 87.

Pero no quedó ahí la cosa. Lekic, nada más salir al campo, hizo, a placer, el 3-2, a pase de Camuñas, en pleno desquiciamiento sevillista. Ver para creer.a local.

Ficha técnica

3 - Osasuna: Ricardo; Nelson (Damiá, m.47+), Sergio, Miguel Flaño (Lekic, m.85), Monreal; Puñal, Vadocz; Cejudo, Camuñas, Calleja (Pandiani, m.46); y Kike Sola.

2 - Sevilla: Javi Varas; Sergio Sánchez (Drago, m.81), Bernardo, Escudé, Dabo; Acosta (Capel, m.66), Medel, Fazio (Zokora, m.62), Perotti; Kanouté y Negredo.

Goles: 0-1, m.25: Negredo. 0-2, m.28: Negredo. 1-2, m.46: Kike Sola. 2-2, m.87: Kike Sola. 3-2, m.90: Lekic.

Árbitro: Muñiz Fernández (Comité Asturiano). Expulsó por doble amonestación al sevillista Medel (m.82 y m.91). Amonestó a Cejudo (m.67) y Pandiani (m.94), de Osasuna, y a Dabo (m.24) y Sergio Sánchez (m.37), del Sevilla.

Incidencias: Partido de la trigésima sexta jornada de Liga celebrado en el estadio Reyno de Navarra ante 17.921 espectadores.

  • 1