lunes, 22 abril 2019
19:29
, última actualización
Local

Otra pareja consigue entrar en un acto en Casa Blanca sin estar en lista de invitados

La pareja llegó para participar en un recorrido turístico y terminó en un desayuno con  veteranos de la guerra.

el 17 dic 2009 / 09:03 h.

TAGS:

Además de los Salahi, los ya célebres intrusos que se colaron en una cena de Estado, la Casa Blanca recibió a otra pareja que, si bien en principio no estaba invitada, pudo asistir a un acto y saludar al presidente Barack Obama, aunque esta vez con pleno conocimiento de los servicios de seguridad.

Según informó hoy la cadena local de televisión WXIA-TV, en Atlanta, la pareja de jubilados Harvey y Paula Darden, de Hogansville, en Georgia, llegó el pasado 11 de noviembre a la Casa Blanca para participar en un recorrido turístico, para el que su congresista les había conseguido autorización.

Pero tras pasar los controles de seguridad, que incluyeron una comprobación de sus antecedentes, les llevaron a un desayuno con veteranos de guerra en una de las salas nobles de la Casa Blanca, donde pudieron reunirse con el presidente y la primera dama, Michelle Obama.

Darden, un veterano de la Armada estadounidense, y su esposa, no se habían molestado en comprobar la fecha que figuraba en la carta que su congresista les había enviado y habían llegado un día antes a la cita.

Pero, como pasaron los controles de seguridad y dado el historial de Darden como veterano, la Casa Blanca optó por tener "un gesto bonito" con ellos y permitirles participar en el desayuno.

"Nos llevaron a la Sala Este y había una mesa con un banquete, y le dije a mi esposa: 'Creo que estamos en el lugar correcto en el momento equivocado'", explicó Darden.

Un funcionario de la Casa Blanca, sin embargo, le recomendó "hacer como si no pasara nada". "Ahora", le dijo, "es usted el representante de la asociación de veteranos de Hogansville".

Un portavoz indicó que se trata de "un gesto bonito" que se había tenido con anterioridad con aquellos que han pasado los controles de seguridad de la residencia oficial del presidente de Estados Unidos.

Según el portavoz Nick Shapiro, no es algo fuera de lo común que, si hay espacio disponible, se permita a los turistas que participan en las visitas guiadas y que han pasado los controles de seguridad pertinentes presenciar algún evento que se esté desarrollando en esos momentos.

La presencia de los Darden en la Casa Blanca tuvo lugar dos semanas antes de que otra pareja, Tareq y Michaele Salahi, lograra colarse en una cena de Estado que Obama ofrecía en honor del primer ministro indio, Manmohan Singh.

La Casa Blanca asegura que los dos incidentes no son comparables, pues en el caso de los Darden se les invitó tras comprobar que reunían los requisitos y habían pasado los controles de seguridad. En el caso de los Salahi, nunca se les llegó a invitar y nunca se les sometió a una comprobación de sus antecedentes penales.

El incidente protagonizado por los Salahi dio lugar a que los agentes que autorizaron su entrada en la residencia presidencial quedaran bajo suspensión administrativa.

La Casa Blanca y el Servicio Secreto abrieron una investigación acerca de cómo había sido posible que esa pareja se colara en la cena de Estado, a raíz de la cual la residencia presidencial dispuso que cuando se celebre un evento social siempre haya a la entrada un representante de la oficina social para comprobar que los asistentes efectivamente figuran en la lista de invitados.

  • 1