Deportes

Otra 'pequeña' final 'gigante' para la historia

El Sevilla recibe a un incómodo Málaga con la posibilidad de cerrar la mejor primera vuelta histórica (21.00)

el 18 ene 2015 / 09:45 h.

Unai da instrucciones a sus jugadores (Foto: Manuel Gómez) Unai da instrucciones a sus jugadores (Foto: Manuel Gómez) El 2015 se está poniendo para ver fútbol y poco más, al menos en clave sevillista, donde los objetivos y las citas importantes se acumulan en un corto espacio de tiempo. Es como si los hombres de Unai Emery estuviesen enfrascados en plenos exámenes. No pueden perder la concentración ni un solo instante si  no quieren bajar la calificación, que hasta el momento no es otra que sobresaliente. Esta noche visita Nervión una de esas asignaturas que se le atragantan al estudiante sevillista: el Málaga. Los blanquiazules son como la física o las matemáticas, donde una mala tarde, por mucho que se haya aplicado uno en la preparación de dicho control académico, pueden estropear una trayectoria inmaculada, tan brillante que el conjunto nervionense podría superar el récord de Juande Ramos de partidos sin ceder una derrota como local: 22. El partido frente a los malacitanos podría ser ese 23 que no distrae a un entrenador con la vista puesta en este encuentro. No es Unai hombre de mirar más allá, por mucho que las rotaciones digan lo contrario. Ahora está centrado en las virtudes de un Málaga que se ha destapado como una de las revelaciones de la Liga. Javi Gracia ha construido un equipo atractivo, que juega valiente y sin la presión de alcanzar un objetivo ambicioso. Deberá estar muy atento el Sevilla para no caer en la doble trampa de este partido: la primera se concentra en la importancia que le da el rival al duelo. Para ellos es un derbi, mientras que para los sevillistas es un choque importante en el que poder mantener la cuarta plaza de la clasificación. Al Valencia no le puede dar ni un metro de ventaja. En cuanto a la segunda, es indudable que unos cuartos de final de la Copa del Rey distraen a cualquiera. De ser Mestalla el próximo destino copero se vería hoy un equipo distinto, donde las rotaciones hubieran hecho un mayor acto de presencia. Sin embargo, el partido de esta noche ha cobrado más importancia si cabe al ser el Espanyol el próximo rival. Con respeto, pero sabiendo el equipo de Unai de su superioridad. Que no se hagan rotaciones no quiere decir que el técnico vasco no intente sorprender al Málaga introduciendo algún jugador diferente al once que todo sevillista tiene a estas horas en la cabeza. Las dudas se centran en tres posiciones: lateral derecho, mediocentro y mediapunta. Coke y Aleix Vidal se disputan el costado derecho de la defensa, teniendo también el madrileño opciones de ocupar el centro del campo junto a Krychowiak. Iborra, el héroe de Almería, es el que parte con ventaja. Ya para la mediapunta entra el debate serio: controlar o atacar. Banega y Deulofeu –que actuaría por derecha, con Reyes por dentro– son las opciones que maneja Emery. A este Sevilla ambicioso se le acumulan los exámenes. Va a por la matrícula de honor.

  • 1