Local

Otra religión es posible

Etimológicamente, la palabra Religión significa religación o relación. Se refiere, pues, a la relación del hombre con Dios. Ahora bien, cada persona tiene su particular forma de vivir esa relación, caso de acontecer.

el 15 sep 2009 / 19:06 h.

Etimológicamente, la palabra Religión significa religación o relación. Se refiere, pues, a la relación del hombre con Dios. Ahora bien, cada persona tiene su particular forma de vivir esa relación, caso de acontecer. Por tanto, debe quedar claro que existen variadas formas de relacionarse. Sin embargo, suele ocurrir, con frecuencia, que algunos reducen esas diferentes formas a una sola, concretamente, aquella que posiblemente recibieron en su infancia, un tanto elemental, henchida de interpretaciones literales y prácticas rutinarias, con ausencia total de sentido crítico. Lo dicho no debe confundirse con una concepción severa, protestante e iconoclasta.

La particular forma de religarse se ha vuelto problemática, el tema de Dios se torna peligroso, siendo conveniente tomar conciencia de esta peligrosidad por la capacidad movilizadora que suscita, a pesar de la indiferencia existente. La cuestión central no será si se cree o no en Dios, sino en qué Dios se cree. Aunque conocer no es recordar, puede que consista en interpretar, en este caso, la Palabra. Cabría preguntar, entonces, ¿de qué Dios es Hijo Jesús?.

Debemos ser inclusivos, no excluyentes, intentando la convivencia con otras concepciones religiosas, como pudiera ser, entre otras, el erasmismo, que supone una forma de relación más atenta a la vida interior que a las manifestaciones externas. Este cristianismo interior implica un sentido crítico frente a muchas creencias y prácticas tradicionales, sin olvidar una lectura cuidadosa de la Biblia. Pero debe quedar claro que no impone una práctica clandestina de la Religión, sino más bien el respeto a la libertad religiosa, tal como exige el artículo 16 de nuestra Constitución. A modo de coda: la Teología, para ser creativa y actual, necesita argumentación, libertad y pluralidad; le sobra miedo y autocensura. Hoy sólo tiene respuestas para preguntas que casi nadie se hace, pasando con ligereza sobre los nuevos problemas.

Colectivo de profesionales andaluces

vicenteplural@hotmail.es

  • 1