sábado, 15 diciembre 2018
03:11
, última actualización
Deportes

Otra sombra amenaza al Betis

El exgerente de Osasuna revela a la LFP que trató de amañar los duelos de los verdiblancos ante el Valladolid y su propio equipo a través de dos jugadores. Los señalados son Amaya y Jordi.

el 18 feb 2015 / 22:21 h.

Amaya ya ha negado todos los hechos. Jordi aún no ha hablado en público / Inma Flores Amaya (izquierda) ya ha negado todos los hechos. Jordi (derecha) aún no ha hablado en público / Inma Flores El Betis vuelve a verse en medio de otra polémica que amenaza con manchar un poco más la honorabilidad del fútbol español. Ángel Vizcay, exgerente de Osasuna, ha confesado ante la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que la pasada temporada intentó amañar varios partidos y en su relato, según adelantaron la Ser y Marca, incluye una reunión en Madrid con dos jugadores verdiblancos a los que ofreció dinero por vencer al Valladolid en la penúltima jornada y dejarse perder con el conjunto pamplonés en la última. Esos futbolistas, según los mismos medios, son Antonio Amaya y Jordi Figueras. La confesión de Vizcay, empleado de Osasuna durante 24 años, fue grabada en vídeo por la LFP, que ahora puede enviar esa prueba a la Fiscalía Anticorrupción, que a su vez investiga ya al entonces presidente rojillo, Miguel Archanco, por unos desvíos de fondos y la posible compra del Espanyol-Osasuna también de la 2013-14. De ese dinero, 2,4 millones según una auditoría que lleva a cabo el Consejo Superior de Deportes, 1,4 acabaron en una sociedad portuguesa que presuntamente prestaba servicios de scouting. Existe la sospecha de que tal cantidad se destinó en realidad a comprar partidos. Vizcay confirmó en varias emisoras lo que había dicho a la LFP, pero no concretó nombres. La cantidad que supuestamente ofreció era 250.000 euros, susceptibles de ampliarse en caso de que el Betis cayese en El Sadar por 3-0. Está por ver si el presunto soborno, si existió, fue cobrado: el Betis ganó al Valladolid (4-3), pero sólo perdió ante Osasuna por 2-1. Curiosamente, Amaya no jugó ninguno de esos partidos por lesión y Jordi sólo participó en el de El Sadar. “Han grabado con mi consentimiento y Javier Tebas [presidente de la LFP] conoce el tema”, dijo Vizcay, que dejó claro que actuó a las órdenes del anterior consejo, encabezado por Archanco. El actual presidente, Luis Zabalza, admitió anteayer que, en efecto, había salido dinero del club sin que el destino estuviese claro. De momento, la investigación se ciñe a la LFP, aunque existe la opción de que denuncie el caso ante la Fiscalía Anticorrupción o los juzgados, como hizo con el Levante-Zaragoza (están imputados los béticos Xavi Torres y Héctor Rodas) o como hará con el Espanyol-Osasuna, señalado porque alguien apostó 250.000 euros a que quedaba 1-1, como así sucedió. El Betis también abrirá una investigación interna si es necesario.

  • 1