Local

"Otra vez me quitan a mi hija"

La juez de Dos Hermanas ha confirmado la retirada de la custodia a una madre en favor de su ex pareja condenada por maltrato. La madre ha recurrido la sentencia de divorcio.

el 21 oct 2009 / 18:24 h.

TAGS:

La juez ha confirmado la retirada de la custodia a María Salmerón.

María Salmerón perdió la custodia de su hija a principios de septiembre en favor de su ex pareja, condenada a un año y nueve meses de prisión por un delito de maltrato, por sus "reiterados" incumplimientos en el régimen de visita. Ahora, el Juzgado de Primera Instancia número 2, ha dictado la sentencia de divorcio en la que confirma el cambio de custodia.


La sentencia, que ya ha sido recurrida por la madre -que también va a reclamar la nulidad de la misma-, considera que "está acreditada la capacidad e idoneidad del padre para cuidar correctamente de su hija" sin que el hecho de que resultara condenado por malos tratos a su ex mujer "revele necesariamente una actitud de peligro para la hija, respecto de la cual no existen datos de desafecto, sino todo lo contrario". La juez incide en que los hechos por los que el padre fue condenado ocurrieron entre 1999 y 2001, hace unos nueve años, en los que el padre de la niña "ha rehecho su vida sentimental, no constando dato alguno de la más mínima conducta desfavorable del mismo", a lo que añade la "relativa gravedad" de los hechos.


La sentencia estima que "no se advierte peligro real para la madre" en el tiempo que ha transcurrido ni "tampoco para la menor", destacando que el auténtico peligro que sufre la niña "es que pueda sufrir consecuencias irreparables en su salud mental" si los padres continúan con sus "duros litigios judiciales y privando a su hija de relacionarse con ambos".


La magistrada alude a un informe psicológico realizado a la menor en abril de 2009, pero la letrada de María lo ha recurrido aludiendo a que no se han tenido en cuenta otros informes, ni tampoco la petición del Ministerio Fiscal, que solicitaba que antes de dictar sentencia de divorcio se realizase "un informe por parte del equipo psicosocial de los juzgados", a lo que la juez ni siquiera hace alusión. Además, la sentencia descarta la opción de la custodia compartida que el fiscal planteó en junio, aludiendo a la prohibición de otorgar la custodia compartida cuando el padre haya sido condenado por maltrato, que marca el Código Civil, que en cambio no prohíbe la custodia exclusiva cuando el padre ha sido condenado por maltrato a la madre.


La magistrada alaba la actitud del padre que "no ha desistido en ningún momento y durante este largo procedimiento en su intento de estar con su hija". En este sentido, la sentencia recalca que el padre "no logró durante más de cinco largos años" ver a su hija, "simplemente porque la madre se lo impidió", lo que originó que el padre la denunciara en los juzgados y acabara siendo condenada por el incumplimiento de las visitas.


María sostiene que no entregaba su hija al padre porque era él quien "entregaba tarde los partes de descanso y entonces no podía saber cuándo tenía que llevar a la niña al punto de encuentro", lo que incluso fue reconocido por la Audiencia Provincial en el auto en el que confirmaba la retirada de la menor en el proceso de separación de sus padres, previo a la sentencia de divorcio que se acaba de dictar por el juzgado de Dos Hermanas, donde residía la pareja.


En cuanto a la actitud de la madre, la juez destaca "su escasa colaboración a facilitar las relaciones con el padre" por su convencimiento de que "es un maltratador y que no cuidará bien a su hija", insistiendo en "la actitud permanente de la madre en un interés continuo de demostrar lo perjudicial de la relación de su hija con el padre".
María afirma que, pese a este sentencia, seguirá luchando por recuperar la custodia de su hija, lamentando "la falta de compromiso" de las administraciones con su caso. Desde hace dos meses, ella puede ver a su hija dos tardes a la semana y los fines de semanas alternos.

  • 1