Economía

Otra voz para el agua que quiere hacerse oír

Asaja ha constituido una asociación, Asagua, que representará a los regantes que cuentan con pozos, tomas directas y embalses privados, "que hasta ahora no han tenido voz respecto a los que aprovechan el agua del sistema de regulación general". Por ahora, es provincial, aunque con vocación andaluza.

el 16 sep 2009 / 00:20 h.

Asaja ha constituido una asociación, Asagua, que representará a los regantes que cuentan con pozos, tomas directas y embalses privados, "que hasta ahora no han tenido voz respecto a los que aprovechan el agua del sistema de regulación general". Por ahora, es provincial, aunque con vocación andaluza.

En la comunidad existen unos 3.500 regantes de pozos y tomas directas reconocidos y tres veces más en situación alegal. Con el objetivo de dar voz a este colectivo, Asaja acaba de constituir la asociación Asagua, "un colectivo muy amplio de regantes, que hasta ahora carecía de una voz propia para defender sus derechos y para manifestar sus necesidades e inquietudes sobre la política hidráulica andaluza", aseguran fuentes de Asaja-Sevilla.

Hasta el momento, se han adherido a la iniciativa unos 150 agricultores y, aunque tiene vocación andaluza, por ahora se ha formalizado para la provincia de Sevilla. Los socios de Asaja no tendrán que pagar una cuota para entrar en la asociación, mientras que los que no lo sean tendrán que pagar el equivalente a pertenecer a la patronal agraria.

Con la constitución de esta asociación, Asaja-Sevilla "pretende situar en pie de igualdad a todos los regantes, y garantizar los derechos de quienes, al no regar sus cultivos con el agua procedente de los embalses de regulación general, no pertenecían a ninguna comunidad de regantes y debían afrontar en solitario las múltiples y complejas gestiones que exige la administración hidráulica", añadieron las fuentes.

En la actualidad existen dos comunidades de regantes en Andalucía. Por un lado la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua) y por otro -y más reciente- la Asociación de Regantes de Andalucía (Areda), impulsada por la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), entre otros. Precisamente su secretario general en Andalucía, Agustín Rodríguez, aseguró que Asaja "está en su legítimo derecho de poner en marcha una iniciativa como ésta, porque todo lo que sea sumar está bien, aunque Areda ya representaba a estos regantes".

Uno de los objetivos que se plantea la patronal agraria sevillana es tener un hueco en los organismos de decisión de todo lo relacionado con el agua en la comunidad andaluza, sobre todo ante un nuevo escenario. "Desde el 1 de enero la Junta tiene transferidas las competencias sobre la Cuenca del Guadalquivir, por lo que llega gente nueva con nuevas ideas que pueden ser interesantes", destacó el asesor jurídico de Asaja-Sevilla, Emilio Vieira, en el acto de constitución de Asagua en la capital hispalense.

Durante esa reunión fue elegido presidente de la nueva asociación, Francisco Día Paniagua, que se refirió a esta circunstancia una vez nombrado. "Los usuarios del agua que no pertenecen a una comunidad de regantes estaban hartos de chocar contra un muro y reciben como agua de mayo la constitución de esta asociación, que en las próximas semanas va a crecer como la espuma" afirmó.

Asimismo, destacó que "permitirá que todos estos regantes cuenten con voz propia en la Agencia Andaluza del Agua, la Confederación Hidrográfica y todos aquellos órganos de interlocución en los que hasta ahora este colectivo no estaba representado".

A este respecto, el secretario general de UPA apuntó que, para tener representación "es necesario tener un peso importante y eso dependerá de la cantidad de usuarios que logren captar". En cualquier caso, señaló que hay espacio porque "en el campo andaluz hay más de un millón de hectáreas de regadío y sólo 350.000 están registradas en alguna asociación".

Otro de los objetivos de Asaja a la hora de constituir la asociación es poder acceder a las subvenciones. "Hasta ahora, no han contado con financiación y han tenido que asumir el 100% del coste de cualquier proceso de mejora y modernización de sus sistemas de riego, mientras que los agricultores que pertenecen a comunidades de regantes han tenido el apoyo de éstas que han facilitado todas las gestiones y han impulsado la sustitución de los antiguos sistemas por otros más eficientes", recalcaron desde Asaja-Sevilla.

  • 1