Local

Otro fuerte seísmo afecta a una nueva central nuclear japonesa

El terremoto de 7,1 grados obligó a evacuar a los trabajadores de Fukushima-1.

el 07 abr 2011 / 14:54 h.

TAGS:

Soldados japoneses siguen recuperando cuerpos de entre las ruinas tras el terremoto del 11 de marzo.

Japón no se recupera. Ayer volvió a sufrir un terremoto de 7,1 grados que sacudió la ya arrasada costa nororiental. Todas las alarmas se volvieron a disparar ante la alerta de un nuevo tsunami, que poco después se desactivó, y porque la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón informó de que el seísmo dejó sin suministro a dos de los tres generadores eléctricos exteriores de la central nuclear de Onawaga, en la prefectura de Miyagi, según informó la televisión pública japonesa NHK.

La Agencia Nuclear de Japón explicó que la planta había estado utilizando generadores eléctricos externos para refrigerar las barras de combustible nuclear desde el terremoto registrado el pasado 11 de marzo. Tras el nuevo temblor, la planta sólo podía utilizar uno de los tres generadores. Afirmó, sin embargo, que no se han registrado cambios en los niveles de radiación alrededor de la central nuclear en las últimas horas y que se está evaluando la situación actual de la planta de Onawaga.

Tras el temblor se registraron cortes del suministro eléctrico en las prefecturas de Miyagi y Yamagata, según informó la agencia nipona Kyodo. La alteración del suministro también afectó a todas las áreas de las prefecturas de Aomori, Iwate, Akita.

Evacuación. Este fuerte seísmo hizo que todos los ojos mirasen hacia Fukushima-1, aunque el seísmo de ayer no ha provocado nuevos daños en la central, según confirmó la compañía gestora Tepco. Pero para prevenir males mayores, los ingenieros que estaban trabajando para solucionar la emergencia nuclear en la central fueron evacuados tras el seísmo. Los responsables de Tepco aseguraron en una rueda de prensa televisada que la planta de Fukushima-2, que permanece cerrada desde el terremoto del 11 de marzo, tampoco registró irregularidades como consecuencia de este último temblor.

No obstante, el Gobierno japonés estudia ya ampliar la zona de evacuación de 20 a 30 kilómetros alrededor de la central de Fukushima después de que Tepco haya anunciado que ha vuelto a hallar "pequeñas trazas de plutonio" en cuatro localizaciones en el exterior de la planta.

Las muestras que fueron recogidas los días 25 y 28 de marzo y en un punto (500 al norte del reactor 1) revelaron una concentración de plutonio 238 equivalente a 0,26 becquerel por kilogramo, un 50% por debajo de los primeros hallazgos conocidos el lunes de la pasada semana.

Ante este hallazgo de trazas de plutonio, la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa recomendó al Gobierno ampliar la zona de evacuación, algo que ya ha empezado a estudiar el Ejecutivo nipón.

Precisamente el portavoz del Gobierno japonés, Yukio Edano, aseguró que las autoridades están considerando ordenar la evacuación a algunos residentes de la zona de entre los 20 y 30 kilómetros alrededor de la planta, a los que ahora sólo se les recomienda permanecer a resguardo.

No obstante, Edano admitió que habrá que tomar determinadas medidas de seguridad debido a que los habitantes de la zona corren el riesgo de estar expuestos a la radiactividad durante mucho tiempo.

Además, para tener un control más exhaustivo de la situación, el Gobierno utilizará aviones no tripulados de la Fuerza Aérea de Estados Unidos para medir la radiactividad procedente de las piscinas donde se albergan las barras de combustible gastadas de la central nuclear de Fukushima-1, según reveló una fuente gubernamental a la agencia de noticias Kiodo.

Por su parte, los pescadores afectados por el vertido de agua radiactiva al océano Pacífico van a recibir una compensación temporal, según anunció Edano.
Mientras, el número de fallecidos por el seísmo del 11 de marzo sigue aumentando. El último balance oficial, que se dio a conocer ayer, cifra ya en 12.554 los muertos.


  • 1