Local

Otro interino para el TSJA

El relevo de Méndez de Lugo se estanca en la pelea territorial de nombramientos

el 23 sep 2010 / 19:08 h.

TAGS:

Méndez de Lugo no presidirá esta vez la apertura del año judicial.

A la tercera no fue la vencida. El intercambio de cromos en que las asociaciones de jueces convierten los nombramientos de los presidentes de los tribunales superiores territoriales llevaron, por tercera vez, al Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a posponer el relevo en el de Andalucía (TSJA).


La presidencia del TSJA permanece vacante desde que el pasado 19 de julio, y tras 15 años en el cargo, se jubiló Augusto Méndez de Lugo. Antes de abandonar la Real Chancillería de Granada, ya advirtió de que no sería conveniente que la plaza quedara libre mucho tiempo y de hecho, el relevo ya se incluyó en el orden del día del pleno del CGPJ celebrado antes de su marcha, el 21 de junio. La Comisión de Calificación, encargada de entrevistar públicamente a los cinco candidatos que se presentaron, ya hizo días antes un primer filtro y propuso al pleno una terna finalista. Pero finalmente, el tema no se abordó. Por dos veces más, la última ayer, se ha retirado del orden del día.


Lo curioso del caso andaluz es que mientras la presidencia del Alto Tribunal andaluz no se ocupa, asume el cargo en funciones el magistrado más antiguo del TSJA. El puesto recayó a final de julio en el que fuera presidente de la Sala de lo Social, Antonio Angulo. Pero se da la circunstancia de que Angulo también se jubila el próximo 9 de octubre, y aunque parecía que para entonces ya habría nombramiento, no será así. Los plenos del CGPJ se celebran mensualmente, normalmente a finales de mes. Por tanto, después de que ayer el relevo no se abordara, el asunto no podrá resolverse antes de la jubilación de Angulo.El turno pasa entonces al siguiente magistrado más veterano del TSJA, privilegio que en este caso recae en el presidente de la Sala de lo Contencioso, Rafael Toledano.

Lo más rocambolesco es que Toledano, que durante años ejerció como jefe de gabinete de Méndez de Lugo, fue uno de los magistrados que presentó inicialmente su candidatura, aunque la Comisión de Calificación no lo incluyó en la terna finalista que propuso al Pleno (en ese paso también cayó el presidente de la Sala Segunda de la Audiencia de Almería, Juan Ruiz Rico). Aunque el filtro de la Comisión reduce mucho las posibilidades de ser nombrado, el Pleno del CGPJ siempre mantiene la potestad de elegir entre todos los candidatos presentados sin que, de momento, ninguno de ellos se haya retirado oficialmente. Por tanto, en teoría, Toledano podría pasar de presidente interino a ostentar el cargo durante los próximos cinco años (periodo de duración de los mandatos). No obstante, fuentes del TSJA reconocen que esta posibilidad resulta bastante improbable.

Además, Toledano es lo que se conoce como un magistrado no asociado, es decir, no pertenece a ninguna organización de jueces. Tampoco Méndez de Lugo, por lo que no implica impedimento alguno pero sí que ninguna asociación va a luchar especialmente por su permanencia.


Y es que, aunque el poder judicial y las propias asociaciones siempre niegan que admitan o ejerzan presiones en este sentido, o que haya un reparto de cargos por organizaciones, lo cierto es que las negociaciones de este tipo forman parte de los procesos de nombramientos. En el caso de los tres finalistas en Andalucía, dos pertenecen a la asociación progresista Francisco de Vitoria (el presidente de la Audiencia de Cádiz, Lorenzo del Río y el presidente de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia de Málaga, Joaquín García Bernaldo de Quirós) y uno a la conservadora Asociación para la Magistratura (el presidente de la Audiencia de Málaga, Francisco Javier Arroyo Fiestas).


En todos los plenos del CGPJ en los se iba a dilucidar el nombramiento del presidente del TSJA, había otras presidencias territoriales en juego. Ayer, además del presidente de los jueces andaluces, también figuraban en el orden del día los relevos en los altos tribunales de Cataluña, Valencia, Castilla La Mancha, Castilla y León y Canarias. La presidencia valenciana, al igual que andaluza, se votaba por tercera vez pero se trata de un puesto polémico ya que el Tribunal Superior de Valencia es el encargado de juzgar gran parte del caso Gürtel por la presunta financiación ilegal del PP y en el que está imputado el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. En el caso andaluz, la Junta no esconde su preferencia por un magistrado progresista y lo cierto es que tras pasar el primer filtro, Bernaldo de Quirós apareció como favorito. El puesto andaluz no es el eje de la polémica pero sí puede entrar en juego a la hora de negociar otros especialmente disputados como el propio valenciano o el de Cataluña.

  • 1