Local

Otro modelo de mercado

El pulso se ha prolongado durante cerca de dos años. Desde el anterior mandato, IU presiona para cambiar el funcionamiento de las plazas de abastos y conseguir que se gestionen a través de Mercasevilla.

el 15 sep 2009 / 04:33 h.

TAGS:

El pulso se ha prolongado durante cerca de dos años. Desde el anterior mandato, IU presiona para cambiar el funcionamiento de las plazas de abastos y conseguir que se gestionen a través de Mercasevilla. En el próximo Pleno se dará un paso definitivo: saldrán a concurso público cuatro de los mercados.

El pasado 12 de febrero, el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, anunció la vía hallada por el Ayuntamiento para lograr que Mercasevilla asuma la gestión de las plazas de abastos. Se realizaría un concurso público para adjudicar cuatro de los mercados de la ciudad -se planteaba como un proyecto piloto- al que se presentaría la sociedad de participación municipal. Ésta tendría que competir con las compañías privadas y cooperativas interesadas, aunque IU confiaba en la capacidad de la compañía pública de concurrir en mejores condiciones a la convocatoria.

Este proceso arrancará finalmente en el próximo Pleno. La Delegación de Salud y Consumo -de la que dependen los mercados- aprobará una moción que permitirá aplicar otro modelo de gestión en cuatro plazas de abastos: Encarnación, Triana, San Gonzalo y San Jerónimo. A partir de ese punto, se podrá elaborar un pliego de condiciones y convocar un concurso público al que pueda concurrir Mercasevilla. El riesgo de que no obtenga la concesión es un mal menor que asume IU ante la imposibilidad de realizar una concesión directa a la sociedad pública.

Con la aprobación de este punto se avanza hacia la resolución de un intenso pulso en el seno del Gobierno local. En el anterior mandato, cuando IU anunció su intención, se encontró con el rechazo de la entonces delegada de Salud y Consumo, Cristina Vega (PSOE). La edil llegó a elaborar una ordenanza que establecía la gestión pública de las plazas de abastos. Ésta nunca llegó a aprobarse por el rechazo frontal del socio de gobierno.

En este mandato, los responsables del área de Consumo han cambiado. Pero sus planteamientos son similares: no son partidarios de que se modifique el sistema de gestión de las plazas de abastos por parte del Ayuntamiento. Pero se trata de una orden superior. Es un compromiso del pacto de gobierno entre los dos socios, que fue apoyado públicamente por el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín.

El proceso tiene como objetivo impulsar una gestión más directa de los mercados, con más garantías de precios y calidad de los productos y con nuevos servicios de inspección y control.

  • 1