Economía

Otro revés bursátil

Las subidas durante dos días consecutivos en las bolsas tras el anuncio de planes de rescate por parte de los Gobiernos europeos ha sido sólo un espejismo. El miedo a la recesión y la apuesta por recoger beneficios y consolidar posiciones ante esta posibilidad hizo el miércoles que se desplomaran los parqués. El Íbex 35 cerró con una caída del 5,06%.

el 15 sep 2009 / 16:50 h.

Las subidas durante dos días consecutivos en las bolsas tras el anuncio de planes de rescate por parte de los Gobiernos europeos ha sido sólo un espejismo. El miedo a la recesión y la apuesta por recoger beneficios y consolidar posiciones ante esta posibilidad hizo el miércoles que se desplomaran los parqués. El Íbex 35 cerró con una caída del 5,06%.

La bolsa española bajó el miércoles el 5,06%, la quinta mayor caída del año, y se situó en 9.700 puntos, afectada por la recogida de beneficios y el retroceso de las plazas internacionales. Así, el principal indicador del mercado nacional, el Íbex 35, en el que sólo subieron dos empresas, cedió 517,70 puntos, hasta 9.706,80. En el ejercicio pierde el 36,07%. En Europa, Londres bajó un 7,16%, París, el 6,82%; Fráncfort, el 6,49%; el índice Euro Stoxx 50, el 6,48% y Milán, el 5,33%.

La recogida de beneficios estuvo presente durante toda la sesión en el mercado español, dado que Wall Street bajó el 0,8% en la sesión del martes. En el día del miércoles, el Dow Jones también registró una fuerte caída, del 5,5%. Además, las malas previsiones de resultados de Intel alentaban la salida de los inversores del mercado, con lo que la bolsa se fue deslizando hacia la cota de 10.000 puntos.

El mercado no prestó demasiada atención a la caída del IPC alemán -una décima, hasta el 2,9%- y de la Zona Euro en septiembre -dos décimas, hasta el 3,6%-, centrado en limar algo de las ganancias de las dos sesiones anteriores, cuando subió el 13%. Poco antes de la apertura del mercado neoyorquino, con la colaboración de la caída del 1,2% de las ventas minoristas estadounidenses en septiembre, la bolsa española perdía la cota de 10.000 puntos.

El incremento de la bajada de Wall Street -el 3,6% al cierre nacional-, que ignoraba los buenos resultados de Coca Cola, el 14% más, y de JP Morgan, el 85% menos, acentuó la caída del mercado español, que llegó a perder el nivel de 9.600 puntos antes del cierre con una caída superior al 6%, aunque luego remontó.

De los grandes valores, Iberdrola perdió el 8,29%, afectada por un informe negativo, mientras que con la caída del petróleo Repsol bajó el 6,94%. BBVA, que podrá aumentar su participación en el banco chino Citic, cedió el 5,49%, Banco Santander, que ha acordado la compra del 75% del capital de Sovereign por 1.900 millones de dólares, cayó el 5,35%, y Telefónica, el 3,88%. El mayor desplome del Íbex 35 correspondió a Gamesa, el 9,72%, en tanto que Abengoa cedió el 9,62%, y Ferrovial, el 8,31%. En el mercado continuo destacó la caída de Sacyr, el 16,44%.

Por su parte, el ministro de Economía, Pedro Solbes, aseguró el miércoles que no hay que dar importancia a que bajen las bolsas porque está convencido de que cuando las medidas adoptadas para hacer frente a la crisis financiera se consoliden, mejorará la confianza.

  • 1