Local

«Otro tipo de periodismo es posible»

El premio Pulitzer Javier Bauluz reivindica un oficio más humano y de servicio en una conferencia celebrada en el marco del acto de apertura del curso 2009/10 de la Universidad de Sevilla.

el 30 oct 2009 / 20:19 h.

Javier Bauluz fotografiado por los alumnos de la US.

Durante el acto de apertura del curso 2009/2010 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, el periodista y premio Pulitzer de 1995 Javier Bauluz (Oviedo, 1960) impartió una clase magistral bajo el título Periodismo S.O.S., en la que exigió nuevas formas de hacer periodismo, más centrado en la labor social innata de esta profesión.

 Su discurso giró en torno a la "desastrosa" situación a la que se enfrenta el sector en la actualidad: "Los medios de comunicación se han convertido en empresas monopolizadas que sólo pretenden buscar el espectáculo y la audiencia para enriquecerse y tener influencias", afirmó el único premio Pulitzer español hasta el momento. "La democracia y la libertad son casi inexistentes".

Se trata de una realidad que afecta a un gran número de medios, no sólo en España, sino en distintos países. La consecuencia más inmediata de esta deformación es "la pérdida de calidad" en los contenidos informativos, de ahí que sea necesario un contenido periodístico alternativo al de los medios tradicionales. Y esta carencia vienen a suplirla las nuevas tecnologías. "Es posible ser tecnológicamente independiente de las grandes empresas para producir y dirigir este nuevo tipo de periodismo", declara Bauluz.

Gracias a la independencia que permiten estas "tecnologías del presente y no del futuro", como es internet, la posibilidad de ofrecer contenidos diferentes y "de calidad, basados en la veracidad y en la honestidad antes que en la objetividad", deja de ser una utopía. Claro ejemplo de ello son los distintos proyectos que está llevando a cabo el periodista y a los que hizo referencia durante su discurso, como son la productora que dirige, Piraván, que "produce y apoya los trabajos que se desarrollan en zonas de conflicto y donde los derechos humanos se vulneran diariamente", o el blog P+DH (Periodismo más Derechos Humanos), que ofrece contenidos no publicados en los canales convencionales. Según Bauluz, estos medios son "fundamentales para que la sociedad funcione".

El principal obstáculo al que se enfrentan periodistas como Javier Bauluz es el "rechazo por parte de los medios tradicionales a este tipo de contenidos", causa del cese de muchos de estos "otros canales". Sin embargo, el factor que más afecta a la decadencia del sector es el sistema de financiación usado hasta ahora, el mismo que el de los medios convencionales: la publicidad y la financiación de inversores ajenos al mundo de la comunicación. "Es necesario encontrar nuevas alternativas al margen de lo establecido" para evitar pérdidas como la de soitu.es, un periódico digital que ofrecía información independiente y que,tras 22 meses, dejó de recibir la financiación de su principal accionista, el BBVA, lo que ha supuesto el cierre inmediato del periódico, anunciado el pasado 27 de octubre.

El foco de energía para este nuevo periodismo encuentra su fuente en el manifiesto Periodismo y derechos humanos, centrado en la independencia de los periodistas, "vital para la sociedad", y en el propio oficio, al que define como "servicio público a los ciudadanos que no puede estar sometido a intereses políticos o económicos particulares". A pesar de que son los propios periodistas los que "debemos recuperar el control de nuestro oficio", quien verdaderamente puede llevar a cabo tan ambiciosa labor es la sociedad, pues sin el apoyo y la confianza de las instituciones públicas, este periodismo humano no sería posible.

Relación de premiados. Los premios Universidad de Sevilla (US) fueron otorgados a Román Orozco (modalidad Prensa), Radiópolis (modalidad Radio), Andaluces por el mundo (modalidad TV), Sevilla Fútbol Club (modalidad Publicidad) y Antonio de la Torre (modalidad Cine), así como el reconocimiento especial a RTVA, a la Asociación de la Prensa de Sevilla y a José Álvarez Marcos (Director de Comunicación de la US).

  • 1