jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Otro tiroteo en una discoteca de Madrid termina con dos muertos

Dos personas murieron y cuatro resultaron heridas por un tiroteo que ocurrió la madrugada del lunes en la puerta de la discoteca madrileña Heaven. Sala Palace. Todo apunta a una pelea entre clanes.

el 15 sep 2009 / 21:04 h.

TAGS:

Dos personas murieron y cuatro resultaron heridas por un tiroteo que ocurrió la madrugada del lunes en la puerta de la discoteca madrileña Heaven. Sala Palace. Según las primeras pesquisas policiales todo apunta a que la causa de los asesinatos se debió a una pelea entre clanes.

Un portavoz de Emergencias Madrid aclaró que el suceso tuvo lugar a las 3.00 horas en las inmediaciones de la Plaza de Isabel II, junto a la discoteca. Los servicios de emergencia encontraron en la puerta de la discoteca a una persona con una herida por arma de fuego en el cuello que le causó la muerte en el acto; por lo que los médicos de Samur sólo pudieron certificarla. El otro fallecido, Alejandro Muñoz Rojas-Marcos, de 24 años, murió horas después mientras era intervenido quirúrgicamente.

Tras las primeras investigaciones, la Policía Nacional cree que el tiroteo se debió a una discusión entre algunos de los clanes que intentan controlar la seguridad de los locales de ocio nocturno de la capital. De hecho, uno de los fallecidos era un ciudadano rumano de 31 años, Catalin Stefan Cración, que tenía antecedentes por secuestro. No obstante, la Policía pudo detener ayer al presunto autor de los disparos, Carlos M.H., de nacionalidad española, quien tiene antecedentes por tenencia de armas, amenazas, lesiones y robo con fuerza.

Este hombre, al que se le intervino una pistola, resultó herido en el altercado, según las mismas fuentes, que también relataron que el detenido había recibido una paliza en la discoteca antes de regresar a su coche para coger el arma del crimen y regresar para disparar al portero fallecido. Éste, además, estaba considerado como uno de los jefes de las mafias rumano-búlgaras de porteros de discotecas de la capital de España.

Tras estas dos muertes violentas, a las que se suma la del narco colombiano asesinado la pasada semana en su propia habitación del Hospital de Octubre, y la del joven Álvaro Ussía por la paliza que le propinó un portero de discoteca, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, expresó ayer su preocupación por los últimos asesinatos en Madrid, aunque se mostró cauteloso a la hora de pronunciarse sobre un hipotético recrudecimiento de la delincuencia tanto en España como en Madrid. Por ello, afirmó que hay que analizar la situación con perspectiva para poder comprobar si se está produciendo un recrudecimiento de la violencia o si se trata de unos hechos puntuales que hay que combatir.

A pesar de ello, y según adelantó la edición digital El País, otro tiroteo en la puerta de la discoteca Faja Faja terminó con un hombre de nacionalidad colombiana herido por arma de fuego, aunque el suceso no guarda relación con el de la Heaven.

  • 1