martes, 11 diciembre 2018
15:07
, última actualización
Deportes

Otro Velázquez, ¿otro Betis?

El equipo bético tiene la obligación de lograr la victoria y convencer ante el Mirandés. N’Diaye será la única novedad en un once que no variará con respecto al del choque en Girona.

el 28 sep 2014 / 09:15 h.

ruben castro sep2014-rbb_opt Rubén Castro, junto con Rennella, volverá a ser el referente en ataque. Foto: Real Betis. La rueda de prensa que Julio Velázquez ofreció el pasado viernes ha dado mucho que hablar por la nueva cara mostrada por el técnico vallisoletano. Éste se mostró sonriente, cercano, abierto, relajado... Muy diferente al de anteriores ocasiones. Ahora, falta saber si hoy se verá un nuevo Betis. Un Betis que gane, pero que a la vez ofrezca dosis de buen juego a una afición asqueada de tanta mediocridad que quiere ver a su equipo arriba en la tabla ¡ya! El propio técnico del cuadro verdiblanco varió su discurso, en este sentido, y reconoció que aunque lo importante es el final, es clave estar bien colocado en la tabla. Por eso, todo lo que no sea ganarle al Mirandés será un varapalo para un equipo verdiblanco al que la calma con la que ha convivido esta semana se volvería, por enésima vez, en tormenta. Si siguen los pelotazos, el equipo es incapaz de dar dos pases seguidos y, sobre todo, continúa sin mostrar que no tiene otro plan distinto a fiarlo todo a Rubén Castro, el ambiente se volverá enrarecido y crispado. Y todo esto sin olvidar el papel de una defensa que sigue sin convencer, y que tendrá que demostrar si es capaz de aguantar la presión de la grada al mínimo fallo, porque el proceso de normalización de Jordi y Perquis con la grada es harto complicado... A priori, la superioridad del Betis sobre el Mirandés, y no sólo por presupuesto sino también por plantilla, debe quedar demostrada, desde el minuto uno. Los verdiblancos están obligados a llevar el peso del partido, presionar y dejar claro que el Villamarín tiene que ser un fortín, aunque el papel de los pupilos de Velázquez ante Numancia, pese a ganar (2-1), y Albacete (0-1), provoca que el bético eche el freno de mano y tire de cautela de cara a un partido vital para escalar puestos en la clasificación, pues hay dos partidos en los que se miden rivales directos en la cabeza de la tabla (Tenerife-Las Palmas y Sporting-Valladolid). En cuanto al once que Velázquez ponga en liza, la única novedad es la inclusión de N’Diaye por el lesionado Xavi Torres. El parisino será la pareja de Matilla en el doble pivote, con Cejudo situado en la banda derecha y Kadir, en la izquierda. Arriba jugarán Rubén Castro y Rennella y atrás, el cuarteto formado por Molinero, Perquis, Jordi y Casado, con Adán en la portería. El preparador de los heliopolitanos dará confianza al mismo equipo que se impuso al Girona, aunque buscará que sus pupilos jueguen con las líneas más juntas para no dar facilidades a un Mirandés que tiene las bajas del exbético Razak y  Urko Vera, lesionados. El Betis está obligado a mostrar su superioridad para sumar tres puntos vitales de cara a los dos próximos encuentros ante rivales directos (Valladolid y Las Palmas), donde se verá el nivel real de un conjunto heliopolitano que hoy volverá a contar con el apoyo de una afición que nunca falla y que exige mucho más a su equipo de lo que éste le está dando. Prohibido fallarle.  Alineaciones probables: Real Betis: Adán;Molinero, Perquis, Jordi, Casado; Cejudo, N’Diaye, Matilla, Kadir; Rubén Castro y Rennella. CD Mirandés: Imanol; Aítor, Caneda, Corral, Kijera; Javi Cantero, Rúper, Emilio, Álex García; Juanjo, Igor Martínez.  

  • 1