miércoles, 23 enero 2019
21:55
, última actualización

Otros trágicos incendios mortales ocurridos en la provincia

Écija, Dos Hermanas y Benacazón también ha sido escenario en los últimos años de graves incendios con víctimas mortales.

el 14 nov 2014 / 09:23 h.

incendio-arahal La provincia de Sevilla ha registrado en los últimos años graves incendios en viviendas con varias víctimas mortales, como el que ocurrió en Ecija en el año 2008, en el que perdieron la vida seis miembros de una misma familia; o el acaecido en una residencia de ancianos de la capital, donde otras seis personas murieron. El incendio declarado esta madrugada en Arahal y en el que han fallecido dos ancianos de 70 y 72 años y su nieto de once a causa de la inhalación de humo es, así, uno de los más graves de los registrados en los últimos años en Sevilla pero ha sido precedido de otros trágicos sucesos. La tragedia de Ecija fue provocada por un brasero que quedó encendido durante toda la noche y en ella murieron un matrimonio, de 59 y 56 años, tres de sus hijos, de 26, 16 y 19, y el novio de una de ellas, de 18 años. Sin embargo, los vecinos de la zona creyeron que podría haberse evitado si los bomberos no hubiesen tardado tanto tiempo en llegar a sofocar el fuego. De hecho, la situación derivó en disturbios contra la dotación de bomberos y la Policía Nacional terminó al cabo de algunos días deteniendo a unas quince personas por los altercados. residencia auroraOtras seis personas perdieron la vida en el incendio causado en febrero de 2010 por una incidencia de "tipo eléctrico" en la residencia de mayores de la capital hispalense Aurora. Fueron dos varones y cuatro mujeres; mientras que otros 21 fueron atendidos por los servicios sanitarios y doce de ellos, ingresados. Ya en 2014, Dos Hermanas registró otro incendio en una vivienda con fallecidos. En esa ocasión murieron un bebé de 13 meses y su hermano de 6 años y, si bien en un primer momento se pensó que el fuego podría haberse producido de manera fortuita debido a un cortocircuito, finalmente un hermano de las víctimas, un menor de 15 años, reconoció ante el juez que fue él quién provocó las llamas con aguarrás. El menor, que se encontraba en tratamiento psicológico, explicó al juez que causó el fuego porque lo había "soñado" antes y que había echado aguarrás en las habitaciones en las que dormían sus hermanos y, que después, había arrojado un papel ardiendo. OTROS CINCO FALLECIDOS, EN UNA PIROTECNIA Aunque no fue en una vivienda sino en una fábrica de pirotecnia, la localidad sevillana de Benacazón también sufrió en 2010 un incendio con gravísimas consecuencias, la muerte de cinco trabajadores, cuando estaban manipulando el material. La pirotécnica 'Virgen de las Nieves', situada a las afueras del municipio, fue azotada por la tragedia tras la explosión de los elementos pirotécnicos, pese a que sus instalaciones había sido revisadas por la Guardia Civil recientemente y no se habían detectado irregularidades.    

  • 1