Cultura

Pablo busca la Concha de Oro

El filme de producción sevillana ‘Yo también’, protagonizado por el debutante Pablo Pineda y la laureada Lola Dueñas, concursará el miércoles en la muestra donostiarra.

el 21 sep 2009 / 09:07 h.

La carrera por la Concha de Oro, el máximo galardón del Festival de San sebastián , empezó ayer a lo grande con importantes estrenos. Entre las cintas a concurso, este año hay una de producción sevillana, Yo también, que se presentará el próximo miércoles, pero que ya figura entre las más firmes aspirantes.


Este filme, escrito y dirigido por Álvaro Pastor y Antonio Naharro y producido por Alicia Produce y Promico Imagen, cuenta con la actriz Lola Dueñas y el debutante Pablo Pineda –quien saltó a la fama como primer europeo con síndrome de Down que accedió a un título universitario– como protagonistas. La cinta optará además al premio de Nuevos Realizadores del certamen.


El argumento de 'Yo, también' gira alrededor de Daniel –alter ego de Pineda–, un joven sevillano con Síndrome de Down de 34 años que comienza su vida laboral en la administración pública, donde conoce a Laura, una compañera de trabajo.


Ambos inician una relación de amistad que pronto llama la atención de su entorno laboral y familiar. Esta relación se convierte en un problema para Laura cuando Daniel se enamora de ella. Sin embargo esta mujer solitaria que rechaza las normas encontrará en él la amistad y el amor que nunca recibió a lo largo de su vida.


Intervienen en la película una nutrida representación de actores sevillanos, como Pedro Álvarez Osorio, Teresa Arbolí, Roma Caderón entre otros, así como la compañía Danza Móbile, formada por bailarines con discapacidad intelectual, que son parte esencial en el desarrollo del film. La película se rodó durante cinco semanas en las ciudades de Sevilla, Huelva y Madrid.


Por otra parte, San Sebastián acogió ayer varios grandes estrenos en el arranque del festival. Fernando Trueba, que presentó fuera de competición su película El baile de la Victoria, basada en una novela del escritor chileno Antonio Skármeta. En esta producción, Skármeta y Trueba cuentan cómo con la llegada de la democracia a Chile se decreta una amnistía general para los presos sin delitos de sangre. Dos de ellos son el veterano Vergara Grey (Ricardo Darín) y el joven Ángel Santiago (Abel Ayala) Otro de los profesionales que destacaron en esta primera jornada fue el prolífico cineasta francés François Ozon, uno de los mejores retratistas de la sensualidad elegante, presentó en la segunda jornada a competición del Festival de Cine de San Sebastián El refugio, una cinta en la que recorre el magnetismo sexual y emocional de la gestación.


Los protagonistas de la película son Mousse y Paul, interpretados por Carré y el cantante Louis-Ronan Choisy, y El refugio es una casa en la costa del sur de Francia donde se reencuentran plagados de carencias emocionales.


El realizador mexicano Michel Franco ha acortado en su ópera prima, Daniel y Ana, la distancia que separa la felicidad de los sentimientos más oscuros. Lo hace con una historia sobre dos hermanos a los que un terrible acontecimiento hará saltar por los aires su estrecha relación y plácida existencia.


Franco presentó ayer su película en la Sección Horizontes Latinos del Festival de Cine de San Sebastián, adonde viajó con el actor Darío Yazbek Bernal, que encabeza el reparto junto a Marimar Vega.

 


Más cine: el del estadounidense Cary Joji Fukunaga, que viajó desde Honduras hasta Estados Unidos junto a 700 inmigrantes para preparar su proyecto fin de carrera. Finalmente, la experiencia se tradujo en una película premiada en Sundance, que abrió la sección Horizontes Latinos en San Sebastián y que se llama Sin nombre. La cinta, apadrinada por la productora mexicana de Gael García Bernal y Diego Luna, Canana Films, mezcla road movie con la crónica vibrante de las pandillas juveniles callejeras o maras.

La carrera por la Concha de Oro, el máximo galardón del Festival de San sebastián, empezó ayer a lo grande con importantes estrenos. Entre las cintas a concurso, este año hay una de producción sevillana, Yo también, que se presentará el próximo miércoles, pero que ya figura entre las más firmes aspirantes.

Este filme, escrito y dirigido por Álvaro Pastor y Antonio Naharro y producido por Alicia Produce y Promico Imagen, cuenta con la actriz Lola Dueñas y el debutante Pablo Pineda -quien saltó a la fama como primer europeo con síndrome de Down que accedió a un título universitario- como protagonistas. La cinta optará además al premio de Nuevos Realizadores del certamen.

El argumento de Yo, también gira alrededor de Daniel -alter ego de Pineda-, un joven sevillano con Síndrome de Down de 34 años que comienza su vida laboral en la administración pública, donde conoce a Laura, una compañera de trabajo.

Ambos inician una relación de amistad que pronto llama la atención de su entorno laboral y familiar. Esta relación se convierte en un problema para Laura cuando Daniel se enamora de ella. Sin embargo esta mujer solitaria que rechaza las normas encontrará en él la amistad y el amor que nunca recibió a lo largo de su vida.

Intervienen en la película una nutrida representación de actores sevillanos, como Pedro Álvarez Osorio, Teresa Arbolí, Roma Caderón entre otros, así como la compañía Danza Móbile, formada por bailarines con discapacidad intelectual, que son parte esencial en el desarrollo del film. La película se rodó durante cinco semanas en las ciudades de Sevilla, Huelva y Madrid.

Por otra parte, San Sebastián acogió ayer varios grandes estrenos en el arranque del festival. Fernando Trueba, que presentó fuera de competición su película El baile de la Victoria, basada en una novela del escritor chileno Antonio Skármeta.

En esta producción, Skármeta y Trueba cuentan cómo con la llegada de la democracia a Chile se decreta una amnistía general para los presos sin delitos de sangre. Dos de ellos son el veterano Vergara Grey (Ricardo Darín) y el joven Ángel Santiago (Abel Ayala)

Otro de los profesionales que destacaron en esta primera jornada fue el prolífico cineasta francés François Ozon, uno de los mejores retratistas de la sensualidad elegante, presentó en la segunda jornada a competición del Festival de Cine de San Sebastián El refugio, una cinta en la que recorre el magnetismo sexual y emocional de la gestación.
Los protagonistas de la película son Mousse y Paul, interpretados por Carré y el cantante Louis-Ronan Choisy, y El refugio es una casa en la costa del sur de Francia donde se reencuentran plagados de carencias emocionales.

El realizador mexicano Michel Franco ha acortado en su ópera prima, Daniel y Ana, la distancia que separa la felicidad de los sentimientos más oscuros. Lo hace con una historia sobre dos hermanos a los que un terrible acontecimiento hará saltar por los aires su estrecha relación y plácida existencia.

Franco presentó ayer su película en la Sección Horizontes Latinos del Festival de Cine de San Sebastián, adonde viajó con el actor Darío Yazbek Bernal, que encabeza el reparto junto a Marimar Vega.

Más cine: el del estadounidense Cary Joji Fukunaga, que viajó desde Honduras hasta Estados Unidos junto a 700 inmigrantes para preparar su proyecto fin de carrera. Finalmente, la experiencia se tradujo en una película premiada en Sundance, que abrió la sección Horizontes Latinos en San Sebastián y que se llama Sin nombre. La cinta, apadrinada por la productora mexicana de Gael García Bernal y Diego Luna, Canana Films, mezcla road movie con la crónica vibrante de las pandillas juveniles callejeras o maras.

Por otra parte, la actriz Maribel Verdú recibió también ayer de manos de la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, el Premio Nacional de Cinematografía 2009 por las metas profesionales logradas por a lo largo de su dilatada carrera y por ser "un producto genuino" del cine español. Verdú, emocionada, agradeció a profesionales, amigos y familiares la "generosidad y apoyo" que le han brindado a lo largo de su trayectoria.

Por otra parte, la actriz Maribel Verdú recibió también ayer de manos de la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, el Premio Nacional de Cinematografía 2009 por las metas profesionales logradas por a lo largo de su dilatada carrera y por ser “un producto genuino” del cine español. Verdú, emocionada, agradeció a profesionales, amigos y familiares la “generosidad y apoyo” que le han brindado a lo largo de su trayectoria.

  • 1