Local

Pablo Iglesias: «La gente le ha dicho a PP y PSOE que no sigan haciendo lo mismo»

Para algunos, Pablo Iglesias es un perroflauta, un bolivariano o un bolchevique peligroso; para otros es casi un mesías político que promete darle la vuelta a todo.

el 08 jun 2014 / 09:13 h.

TAGS:

Para algunos, Pablo Iglesias es un perroflauta, un bolivariano o un bolchevique peligroso; para otros es casi un mesías político que promete darle la vuelta a todo, cambiar de abajo a arriba todas las estructuras. Nos ha citado en Moncloa, una zona de Madrid de ambiente estudiantil; aquí él juega en casa, con el público a favor. Y eso se nota, porque a cada paso alguien se le acerca para felicitarle, darle ánimos y mostrarle su apoyo. No es casual que su formación política, Podemos, haya obtenido en menos de cinco meses 1,2 millones de votos y cinco eurodiputados. Pablo, con sinceridad, ¿esperaba estos resultados? Nuestras encuestas internas decían que era posible y nosotros dijimos que no nos poníamos techo. Veíamos que se movilizaba la ilusión, que se llenaban los mítines y creo que si algo nos ha faltado ha sido pista de despegue. ¿Qué papel ha jugado su presencia continua en las tertulias de televisión? Nosotros asumimos que es muy difícil que algo funcione bien políticamente si no aparece en la televisión. Pero en la televisión está mucha gente; Cañete y Valenciano aparecen más que yo. Pero, ¿no es un proyecto demasiado personalista? Sin lugar a dudas y eso, además, es un riesgo. Para mí no fue fácil cuando los compañeros me dijeron que había que utilizar mi cara en la papeleta porque era el instrumento más comunicativo que teníamos. Pero creo que eso ya está cambiando; desde el 25-M ya aparecen cuatro o cinco portavoces de Podemos en los medios de comunicación y, poco a poco, se va haciendo un proyecto más coral. He leído algunos titulares en los que se decía que Podemos aspira a ganar las próximas elecciones generales. ¿Es así? Por supuesto que sí, como cualquiera que se presenta. Ya, pero una cosa es aspirar y otra ver posibilidades reales de conseguirlo. Vamos a trabajar para ello. El resultado dependerá de los ciudadanos, pero nosotros no nacimos para ser una fuerza testimonial, sino para intentar ganar; hace cinco meses no existíamos y ahora tenemos el ocho por ciento de los votos; somos la tercera fuerza política en comunidades como Madrid, Asturias y Baleares. Felipe González les ha tildado de bolivarianos y el asesor del PP, Pedro Arriola, de frikis. ¿Qué contesta a esto? Estamos encantados porque revela el miedo que nos tienen los que han mandado en este país durante muchísimo tiempo porque son conscientes de que se les empieza a acabar el chollo. De todas formas, para salir de dudas, ¿considera que Venezuela es ejemplo de algo? A mí me gustan algunas políticas públicas que se han hecho en Venezuela. Ahora bien, si la pregunta es si pienso que hay algún modelo político latinoamericano exportable a España, pues creo que eso es imposible, una barbaridad. Se les acusa de ser antidemócratas, ¿creen realmente en la democracia?   A los hechos me remito: nos hemos presentado a unas elecciones y los ciudadanos nos han votado. Que se nos juzgue por los actos. Nosotros practicamos la democracia y los que nos insultan hacen justo todo lo contrario. SPAIN-EU-PODEMOSPero en su partido cuestionan continuamente el sistema y este incluye la democracia que tenemos ahora. Criticamos de este sistema lo que no es democrático. Es decir, ¿es democrático que las decisiones en política económica en nuestro país las tome la troika europea? Nosotros creemos que no; ¿es democrático que sean constructores y grandes empresarios los que financian ilegalmente a los partidos para que les favorezcan con decisiones administrativas? Creemos que no; que los que están destruyendo la democracia son precisamente los que han mandado en este país. Muchos se han llevado las manos a la cabeza cuando han conocido el programa electoral de Podemos. ¿Es realizable? Claro que sí. Hemos consultado a los mejores expertos para plantear medidas que fueran aplicables en un período de tiempo pequeño y que tuvieran implicaciones inmediatas. ¿Considera de verdad que, entre otras cuestiones, es realista y no radical dejar de pagar la deuda? Estos aspectos no solamente son realistas y viables sino necesarios. Las auditorías públicas de la deuda las han hecho gobiernos democráticos de signos completamente diferentes y, en todos los casos, con resultados positivos. Pero si eso se lleva a cabo, ¿alguien se atrevería a prestarnos dinero a un interés razonable? Lo que está claro es que no funciona lo actual. Quienes nos han llevado a tener seis millones de parados, ser el segundo país en malnutrición infantil en la Unión Europea, que se produzca una depreciación de los salarios del 10 por ciento y que uno de cada cuatro ciudadanos españoles sean pobres, son los que se atribuyen a sí mismos el hecho de ser realistas. Hacerlo de esa manera que proponen ustedes aumentaría el gasto público hasta límites inimaginables; ¿de dónde sale el dinero? Haciendo reformas fiscales; en este país el fraude fiscal equivale al 23 por ciento del PIB. Utilicemos inspectores de Hacienda, sistemas de control y vigilancia para que paguen; establezcamos un impuesto sobre las transacciones financieras o las grandes empresas con beneficios. No es pedir la luna. Hay cosas que parecen imposibles, simplemente, porque no se intentan Cambiemos de tema. ¿Por qué cree que ha abdicado el Rey? Creo que confluyen muchos factores, pero sí que es verdad que los resultados electorales apuntan algo que ya señalábamos: el agotamiento del régimen político del 78 y de sus instituciones. ¿Por qué Podemos pide un referéndum sobre la monarquía? Vivimos en una situación de enorme inestabilidad, de descrédito de los partidos políticos y la gente, identifica la Casa Real con la impunidad. La solución es muy sencilla: si las élites del PP y del PSOE consideran que el Príncipe tiene la confianza de los ciudadanos, que se someta a la opinión de la gente. Pero, más allá de eso, ¿comparte que habría que hacer una reforma de la Constitución? Creo que en situaciones excepcionales, cuando tenemos un Gobierno que ha incumplido sistemáticamente su programa electoral, es necesario un proceso constituyente. Se trata de devolver la palabra a la gente. Y la gente que vota a los partidos tradicionales, ¿son todos corruptos o están engañados? Están en su derecho, evidentemente, aunque es innegable que han obtenido el peor resultado electoral en los últimos 35 años, lo que lanza un mensaje: no sigan ustedes haciendo lo mismo. Podemos presume de ser un partido transparente. ¿Nos puede decir cuánto gana? Mi nómina como profesor universitario a tiempo parcial son 945 euros al mes; eventualmente, he podido cobrar derechos de autor por algunos libros y el dinero que me pagan en las tertulias lo he utilizado para financiar mi propio programa de televisión. ¿No es cierto, entonces, que haya cobrado dinero de Venezuela? Completamente falso. Yo formé parte del patronato de una fundación que llevó a cabo diferentes convenios de asesoramiento técnico con muchos países de América Latina y, lógicamente, esos trabajos eran financiados por la contraparte. Pero eso es como cuando en el año 2012 el Gobierno de Rajoy vendió material militar a Venezuela, que representaba el 23 por ciento de todo el material militar que exportó España. ¿Alguien podría inferir de eso que estaba financiando Venezuela a Mariano Rajoy? A partir de ahora va a cobrar un sueldo como eurodiputado, ¿va a ser su única fuente de ingresos?   Sí, claro. Es más, el sueldo de los eurodiputados son 8.000 euros brutos al mes y nosotros hemos establecido que ninguno de los nuestros podrá quedarse con más de tres salarios mínimos españoles, 1.930 euros; el resto hay que donarlo, bien a Podemos o a cualquier iniciativa social que no sea contradictoria con nuestros fines.

  • 1