Cultura

Pablo Pineda: "Me dieron calabazas en el rodaje"

El actor Pablo Pineda habla de su vida y su experiencia en el preestreno de la película Yo, también, que hoy llega a los cines

el 15 oct 2009 / 19:46 h.

El actor novel Pablo Pineda posa con el cartel del filme.

El actor novel malagueño Pablo Pineda demostró ayer que el síndrome de Down no es un impedimento para encarnar uno de los mejores papeles del año y convertirse en el primer actor con esta afección en conseguir la Concha de Plata en el Festival de Cine de San Sebastián. El título de la película ya se lo predijo: Yo, también.

Se trata de la ópera prima de los directores Antonio Navarro y Álvaro Pastor, que llega hoy a todas las salas y que se preestrenó ayer en los cines Nervión Plaza de Sevilla, ciudad que ha prestado sus escenarios -el barrio de Triana y varias calles de su casco antiguo- para la ocasión.

La cinta, producida con capital sevillano (Promico Imagen, de Manuel Gómez Cardeña; y vasco Alicia Produce, de Julio Medem), narra una historia de amor imposible y de realidad cotidiana de alguien que, día a día, tiene que demostrar que su discapacidad no tiene por qué ser un problema para llevar una vida normal.


Viendo el filme es palpable que entre Daniel, el personaje, y Pablo, la persona, hay poco de diferencia. De ahí que el rodaje, como el mismo actor reconoció en la rueda de prensa posterior, fue "un reflejo" de sus experiencias. "Lo más duro ha sido expresar lo que he vivido ante una cámara. Me emocionaba durante el rodaje y, cuando decían ‘corten', yo seguía llorando", señaló.

Ese espejo de su vida, de lucha permanente y de sentimientos rotos, trascendió el celuloide. Al ser cuestionado sobre si se había enamorado de una compañera como sucedía en el filme, Pablo se sonrojó y comentó que sí, aunque no quiso dar "nombre..., ni cargo". "Me enamoré durante el rodaje, pero ella me dijo que esperara a llover", apostilló.

Comoquiera que sea, se lleva la enorme "satisfacción y orgullo de haber trabajado en esta película y de ser andaluz" -el filme ha contado con una alta participación andaluza en el reparto, en las localizaciones, la mayoría entre Sevilla y Huelva; y además la mitad de su presupuesto ha corrido a cargo de subvenciones de la Junta de Andalucía. "El premio de San Sebastián es como si hubiera puesto una pica en Flandes, porque mira que es difícil que se nos premie por ahí arriba", dijo con guasa.

  • 1