Toros

Paco Dorado apela al diálogo en el conflicto de los toreros con la empresa de Sevilla

El veterano gestor taurino alerta de los peligros del veto en un comunicado emitido en nombre de la Unión de Empresarios de España.

el 17 ene 2014 / 14:19 h.

TAGS:

El veterano empresario sevillano Paco Dorado ha salido a la palestra en nombre de la Unión de Empresarios de España (UNETE) invocando “la experiencia de los años” para emitir un comunicado en el que se hace un llamamiento al diálogo entre los diestros Morante de la Puebla, El Juli, Manzanares, Perera y Talavante y la empresa Pagés, comandada por Ramón Valencia y Eduardo Canorea a los que las cinco figuras reveladas quieren alejar del mando del trascendental coso maestrante. Dorado apela “al bien de la Fiesta” para que los toreros “se sienten a negociar para alcanzar un acuerdo que permita montar los mejores carteles posibles y los más dignos y merecidos por una afición que es la que paga en una Feria, como la de Sevilla, que es referente mundial de nuestra Fiesta”. El mismo documento hace referencia a la crisis económica y los especiales condicionantes del sector taurino haciendo un llamamiento para que las partes enfrentadas renuncien “a posiciones personales y personalistas, beneficiosas para los intereses particulares y no para el interés común de la Fiesta que ve profundamente afectado su futuro por esta situación”. Dorado sostiene que este veto profesional implicaría una amenaza para el resto de empresarios, “amenazados en su legítimo derecho adquirido, por concurso o acuerdo, de regentar una plaza libremente y de acuerdo a las posibilidades y sensibilidad de cada afición”. De la misma forma, el presidente de UNETE pide a la empresa de Sevilla “un esfuerzo de entendimiento en beneficio de una afición que es fiel a su plaza y que se vería defraudada al no contar con unos carteles dignos de su categoría de la misma”.También piden a los toreros revelados que cesen “en sus pretensiones de veto alegando una dignidad y respeto que no piden en otras plazas”. El comunicado de UNETE finaliza advirtiendo que “este trance puede ser un gran golpe para el futuro de la Fiesta, cuya continuidad y futuro está en peligro. Y el mantenimiento de esta situación la pondría aún más al borde del abismo. Dorado añade que “el auténtico dueño de la Fiesta no son los toreros ni los empresarios sino el aficionado que la paga y la mantiene y que resulta ser el principal perjudicado por este veto y esta situación de intransigencia”.

  • 1