Economía

Pacto con el PP para que el recibo de la luz suba hasta su precio real

El Gobierno contenía por debajo de coste hasta ahora la tarifa de la electricidad, con lo que el acuerdo repercutirá directamente en el bolsillo de los consumidores.

el 20 sep 2010 / 17:50 h.

El secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, ha asegurado que entre el Gobierno y el Partido Popular hay un "claro acuerdo" en que la evolución de los precios de la energía debe trasladarse a los "precios finales" de la tarifa de último recurso (TUR).

En junio, el Gobierno y el PP anunciaron una congelación de la TUR en julio, lo que se logró rebajando la tarifa de acceso y asumiendo en la fórmula el encarecimiento de la energía. Como este producto ha seguido encareciéndose, Industria "no tendrá más remedido", explican desde el ministerio, que aplicar una subida en la TUR en octubre, en caso de que mantenga su propuesta de congelar peajes.

 El componente del precio de la energía, que se define a través de las subastas entre comercializadoras, tiene un peso cercano al 50% en la TUR, mientras que el resto depende de las tarifas de acceso, en las que se recogen los costes regulados. Industria ha propuesto a la Comisión Nacional de Energía (CNE) una congelación de tarifas de acceso en octubre.

En declaraciones a la prensa tras participar en un acto con el director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Nobuo Tanaka, en la sede de Industria, Marín ha recordado que mañana se celebrará la subasta de la que dependerá el coste de la energía. "Es una subasta en un mercado, por lo que no sabemos el resultado hasta que se produzca. Podrá subir, bajar o mantenerse", ha afirmado.

Antes de aludir a la coincidencia entre el Gobierno y el PP en la necesidad de trasladar a la TUR el coste de la electricidad, Marín ha afirmado que el pacto de Estado sobre energía "sigue vivo" y que las partes siguen "negociando".

 

Por otro lado, Marín ha indicado que, en lo que va de año, las energías renovables han aportado el 36% de la electricidad generada en España. "Gracias a las políticas de ahorro" y eficiencia, ha afirmado, el país ha mejorado en los últimos seis años casi un 15% su intensidad energética, lo que ha supuesto un ahorro de 93 millones de barriles de petróleo anuales.

Marín ha puesto énfasis además en la importancia de la aplicación del Plan 2000ESE para la mejora de la eficiencia energética en 2.000 edificios públicos, así como en los avances tecnológicos en el ámbito de la captura y el almacenamiento de CO2.

A cierre de 2010, ha asegurado, el número de megavatios eólicos habrá superado los 2.000, mientras que la energía termoeléctrica habrá alcanzado 500 megavatios (MW), lo que colocará a España en la primer posición internacional dentro de esta tecnología.

 

  • 1