Local

Pacto para salvar la empresa pública de limpieza de Carmona

El acuerdo entre el PSOE, en el gobierno local, y el PP permitirá una operación de tesorería por un millón de euros para pagar de inmediato a los proveedores.

el 21 abr 2010 / 17:20 h.

TAGS:

Un paso clave para salvar la empresa pública de limpieza es el dado por el Ayuntamiento de Carmona, que en el último pleno aprobó una operación de tesorería gracias a que el equipo de gobierno (PSOE), que está en minoría con Antonio Cano como alcalde, logró ganarse el respaldo del PP asumiendo algunas de sus aportaciones.

Mientras, IU, también en la oposición, se abstuvo en las votaciones. Se trata de una operación de tesorería por un importe de un millón de euros que permitirá a Limancar afrontar el pago a sus proveedores de manera inmediata. De esta manera, el millón de euros de esta operación de tesorería irá destinado en exclusiva a Limancar para abonar las facturas que se encuentran pendientes aliviando la situación en la que se encuentran sus distintos proveedores de material y servicios, según informó ayer el Ayuntamiento de Carmona en un comunicado remitido a este periódico.

Por su parte, la concejal de Hacienda, Trinidad Saas, señaló: “Esta operación de tesorería significa en definitiva el adelanto de una importante inyección económica a Limancar que permitirá solventar su situación de manera breve y efectiva”.Por su parte, el PP celebró que en el pleno se aprobaran sus propuestas “para desbloquear la situación crítica que padece actualmente Limancar y que garantizará la viabilidad de la empresa pública y los pagos a los proveedores”.

El portavoz municipal del PP, Juan Ávila, remarcó que “tanto el consejo de administración como el pleno han aprobado las propuestas que realizaron los populares para desbloquear la situación que se había creado y que estaba poniendo en riesgo la estabilidad e impidiendo asumir el pago de las ya cuantiosas deudas con proveedores”.

De esta manera, relató que, entre otras propuestas del PP, se aprueba la disminución de horas extraordinarias o la obligatoriedad de sacar a concurso público tanto las compras como los servicios externos que sea necesario contratar. “Estas actuaciones facilitarán la amortización de la deuda y evitarán gastos financieros, ya que los recortes que se producen en el presupuesto de la empresa pública irán destinados íntegramente a saldarla”, detalló.La operación de tesorería se destinará de igual forma al pago de facturas pendientes, por lo que, una vez formalizada, los proveedores de la empresa pública de este municipio que supera los 25.000 habitantes podrán cobrar de inmediato lo que se les debe.

  • 1