Padres de alumnos de infantil protestan por la reubicación escolar de sus hijos en Écija

«No queremos el colegio que no hemos elegido», señalan un centenar de familias que piden a la Junta que ponga en marcha una nueva unidad de educación infantil en el centro de la ciudad

el 26 may 2014 / 23:00 h.

Cerca de un centenar de padres y madres de alumnos de la localidad sevillana de Écija van a concentrarse esta tarde en protesta por la escolarización de sus hijos en centros educativos que no han solicitado y que, en la mayoría de los casos, están muy alejados de sus domicilios. La concentración, bajo el lema Por una Escolarización Justa, está prevista a las 19.00 horas de este martes, en la Plaza de España, el Salón. De esta forma, los padres piden a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía una nueva unidad de educación infantil de segundo ciclo en los colegios públicos Miguel de Cervantes o Astigi, los dos que mayor número de solicitudes reciben en la localidad. Piden estos padres a la administración que «tenga en cuenta el gran número de solicitudes desestimadas en ambos colegios por falta de plazas». Si no se crea esta unidad en alguno de estos dos centros y se amplía la ratio en otros colegios, sus hijos «serán escolarizados en otros colegios del municipio que no son de nuestra área de influencia ni de nuestra elección», con lo que «se quebrantan los criterios de proximidad al domicilio o al trabajo de los padres, tan necesarios para obtener puntos», opinan. Según estas familias, «los centros escolares a los que enviarían a nuestros hijos no están próximos a nuestros hogares, están a más de media hora a pie de nuestras viviendas, por lo que obstaculizaría de manera ostensible el día a día de muchas familias ecijanas, tanto padres y madres trabajadores, como abuelos y abuelas que se encargan del cuidado de sus nietos», señalan los afectados. «Algunos de nosotros viven en Puerta Cerrada o San Benito, tienen cerca colegios como el Calvo Sotelo o la SAFA, y van a tener que escolarizar a sus hijos en Los Árboles o en El Valle», mucho más lejos de sus casas. «No queremos el colegio que no hemos elegido», sentencian los padres, que piden también una división más racional de la escolarización en Écija, actualmente dividida en dos zonas, con afectados de idéntica manera. «Los reubicados de la zona 2 requieren un aumento de ratio en los centros solicitados o la reubicación en la unidad demandada en zona 1, puesto que los centros aludidos se encuentran en muchos casos más cercanos a los domicilios de los afectados», señalan. Los afectados se han reunido con responsables locales y provinciales de Educación, a los que reclaman «la libertad de las familias para elegir el centro escolar de sus hijos», que piden que sea «el postulado básico del que se deriven cuantas disposiciones normativas regulen la admisión de los alumnos en los centros sostenidos con fondos públicos». Además de pedir una nueva unidad de infantil que acoja a los niños y niñas solicitantes de plaza escolar en su zona de influencia, los padres, «sabedores de que esta medida no solucionará el problema en su totalidad», piden aumentar la ratio en los colegios de la zona «para que todos los solicitantes queden matriculados en los centros educativos de su área de influencia».

  • 1