Local

Padrinos de un belén muy solidario

Pagando por las figuras de un nacimiento se ayuda a niños en exclusión social de Utrera.

el 20 dic 2013 / 23:11 h.

TAGS:

Belén solidario que se ha montado en la sede de la AMPA del colegio de  Los Salesianos. Belén solidario que se ha montado en la sede de la AMPA del colegio de Los Salesianos. Desde los animalitos y pastores hasta el mismísimo Niño Jesús. En Utrera hay estos días un belén muy peculiar que permite a los visitantes apadrinar las distintas figuras que integran este particular nacimiento. Es el hilo conductor de una iniciativa puesta en marcha por la asociación juvenil Aldaba, que quiere recaudar fondos económicos para un proyecto que esa entidad está desarrollando. Dándole vueltas a la cabeza para buscar alguna forma de financiar ese trabajo solidario, a una de las animadoras de este colectivo salesiano se le ocurrió plantear esta propuesta que está llamando especialmente la atención de las personas que contemplan el belén. Así que todos los integrantes de Aldaba se pusieron manos a la obra para instalarlo, utilizando para ello las piezas de un nacimiento perteneciente a otro de los animadores. La Fuente de los Ocho Caños, el Arco de la Villa o la Torre del Homenaje del Castillo son algunos de los rincones utreranos que pueden verse en este montaje. Y, para hacerlo más salesiano, han confeccionado este año la fachada de la capilla del Carmen e incluso el popular monumento que San Juan Bosco posee en la glorieta Pío XII. Los animales, a dos euros; los pastores, a cinco; los Reyes Magos, a 20 euros; San José y la Virgen María, a 30; y el Niño Jesús, a 50 euros. Las 162 figuras que forman este belén buscan padrinos estos días, para colaborar con ese dinero en la ejecución de No dudaría en volver a reír, un proyecto de educación no formal para niños en riesgo de exclusión social que viene desarrollando Aldaba. Hay quienes incluso están apadrinando la réplica de la iglesia salesiana, el monumento de Don Bosco, la figura de María Auxiliadora que corona dicho templo, e incluso la cigüeña que se posa sobre la espadaña de esa capilla. A cambio de los donativos, los colaboradores reciben un certificado que señala la figura en cuestión de la que se han proclamado padrinos. No dudaría en volver a reír es una actuación que ha asumido esta asociación juvenil, destinada a 25 niños con los que trabajan a diario, siguiendo el estilo educativo del fundador de la congregación salesiana desde el ocio y el tiempo libre. Aldaba gestiona esta iniciativa solidaria, contando con la colaboración de otras entidades e instituciones. Así, también la apoyan las concejalías de Seguridad Ciudadana, Juventud, Educación y Servicios Sociales del Ayuntamiento utrerano; la Hermandad de los Muchachos de Consolación; y los distintos grupos que integran la familia salesiana de Utrera, entre otros colectivos. En este proyecto participan niños mayores de cinco años y menores de 18, de la zona de influencia de las barriadas La Paz y Coca de la Piñera. Todos ellos acuden a las propuestas que se plantean de lunes a jueves. Los tres primeros días de la semana se desarrollan en el aula de formación del parque de bomberos, donde un grupo de monitores permanentes y voluntarios de la asociación llevan a cabo un amplio programa de actividades de ocio y tiempo libre, formativas y educativas con refuerzo escolar, haciendo hincapié en la educación en valores. Mientras, los jueves se desplazan a las propias instalaciones de Aldaba, en el colegio salesiano. Estos chavales, además, meriendan todos los días de forma variada y nutritiva. A todo ello se une, que al final de curso se programa un campamento de verano en el que participan estos mismos chavales del programa.

  • 1