Local

Pakistán, a la espera de hallar el cadáver del líder talibán Baitulá Mehsud

La muerte en un ataque con misiles de EEUU del líder talibán paquistaní, Baitulá Mehsud, está "casi confirmada", según admitió hoy el Gobierno, que se halla tan sólo a la espera de encontrar su cadáver.

el 16 sep 2009 / 06:52 h.

TAGS:

La muerte en un ataque con misiles de EEUU del líder talibán paquistaní, Baitulá Mehsud, está "casi confirmada", según admitió hoy el Gobierno, que se halla tan sólo a la espera de encontrar su cadáver.

En declaraciones a la prensa recogidas por el canal televisivo "Dawn", el ministro paquistaní de Exteriores, Shah Mehmud Qureshi, explicó que la información de los servicios de inteligencia de la que dispone el Ejecutivo indica que el jefe del Tehrik-e-Taliban Pakistán (TTP) falleció la madrugada del pasado miércoles.

"Una vez que la comprobación sobre el terreno reconfirme lo que creo que está casi confirmado, entonces estaremos cien por cien seguros", declaró el jefe de la diplomacia paquistaní.

Consultado por Efe, un portavoz presidencial convino en que aún no hay una confirmación oficial de la muerte y aseguró que las autoridades continúan investigando.

Horas antes, el titular de Interior, Rehman Malik, había detallado que, en uno de los frecuentes ataques de aviones espía norteamericanos en la región tribal de Waziristán del Sur, feudo de Mehsud, varias personas murieron el miércoles, entre las cuales podría estar el líder integrista.

El ataque golpeó la residencia del suegro de Mehsud en la localidad de Zangarha y acabó con la vida de una de las dos esposas del líder talibán y siete guardas, según Malik.

"Su esposa más joven y él fueron alcanzados en el ataque. Tenemos numerosas informaciones que así lo confirman pero queremos estar completamente seguros de su muerte y para eso tendríamos que conseguir ver el cadáver", explicó a Efe una fuente de la principal agencia de los servicios secretos (ISI), bajo condición de anonimato.

Los aviones espía norteamericanos estuvieron a punto de matarlo en otras ocasiones durante los últimos meses, según la fuente, pero ésta es la única ocasión en la que han conseguido dar en el blanco.

Otra fuente de inteligencia paquistaní aseguró a "Dawn" que Mehsud ya ha sido incluso enterrado en el poblado de Nardusai, cerca del lugar del ataque.

Un lugareño dijo al mismo canal que asistió al funeral de Mehsud, quien se hallaba en la casa de su suegro para que un doctor le tratara sus problemas renales.

También fuentes de los servicios secretos estadounidenses han asegurado a los medios paquistaníes que tenían pruebas de que Mehsud ha fallecido, aunque el portavoz de la embajada de EEUU en Islamabad, Richard Snelsire, consultado por Efe, rehusó comentar "este incidente".

No es la primera vez que los servicios secretos dan por muerto a Mehsud: ya en octubre de 2008, el ISI dijo que Mehsud, tras varios días en coma, había fallecido a causa de sus problemas renales.

Poco después, el líder talibán contrajo matrimonio con su segunda esposa.

Dada la escasa presencia del Estado paquistaní en Waziristán -bautizada por los integristas como 'Emirato Islámico de Waziristán'-, las informaciones que proceden de esta remota zona acostumbran a basarse en testigos, líderes tribales o los propios insurgentes.

La presunta muerte de Mehsud, a quien las autoridades consideran el cerebro de los grandes atentados terroristas registrados en Pakistán durante los últimos años, coincide con la antesala de una gran operación militar sobre Waziristán del Sur.

El Ejército ha reiterado que se halla en la "fase preparatoria" de esta ofensiva desde mediados de junio, pero la demora ha hecho especular a la prensa sobre un posible acuerdo de los talibanes con las autoridades para frenarla.

Pero ahora podría ser la muerte del líder insurgente lo que aborte esta acción militar.

"Todo depende de la resistencia que encontremos por parte de la cúpula de su movimiento y de sus asociados. Si se confirma el fallecimiento de Mehsud, está claro que tendrá un poderoso efecto", expuso a Efe un portavoz del Ejército paquistaní, Basir Haider.

Mehsud, que ya había llegado a acuerdos con las autoridades anteriormente, alcanzó notoriedad a finales de 2007 cuando se puso al frente del recién creado TTP, que reivindica aglutinar a los grupos talibanes paquistaníes.

Con un ojo puesto en la lucha contra las tropas extranjeras en Afganistán, Mehsud creó una red terrorista que atacó numerosos puntos de Pakistán y apostó por golpear a las fuerzas de seguridad paquistaníes, algo que no fue bien visto por otros líderes insurgentes más partidarios de concentrar las energías en Afganistán.

Nacido en la década de 1970 en el distrito de Bannu, fronterizo con Waziristán, Mehsud combatió contra las tropas soviéticas que invadieron Afganistán en los años ochenta

  • 1