Local

Pakistán libera a los 42 rehenes capturados en el asalto a un cuartel

El Ejército pakistaní dio por concluido hoy el ataque a su cuartel general en Rawalpindi tras liberar a 42 personas que un grupo de talibanes mantenía retenidas desde ayer en un edificio del complejo militar, aunque otros tres rehenes perdieron la vida, informó a Efe el portavoz militar, Athar Abbas.

el 11 oct 2009 / 08:11 h.

TAGS:

Los rehenes fueron liberados en una operación de rescate en la que hubo nueve muertos: cuatro de los cinco terroristas, tres rehenes y dos miembros de las fuerzas especiales del Ejército, según el portavoz. "La operación ha sido un éxito. Hemos puesto fin al ataque. La situación está ahora totalmente bajo nuestro control", aseguró Abbas.


Las fuerzas especiales lanzaron a partir de las 06.00 horas locales (00.00 GMT) dos intentos de rescate en los que liberaron a 30 y 12 miembros del personal del Ejército, incluidos soldados y funcionarios, según la fuente, que agregó que siete militares resultaron heridos durante la operación.

"Todos los insurgentes que permanecían en el edificio han muerto menos uno que está herido y ha sido arrestado y que podría ser el líder del grupo", relató Abbas.

En estos momentos, efectivos militares están inspeccionando la zona para recoger pruebas.

Un comando compuesto por una decena de insurgentes lanzó ayer un ataque contra el cuartel general del Ejército en la ciudad de Rawalpindi, cerca de Islamabad.

Tras una hora de enfrentamientos armados en dos puestos de control situados en uno de los accesos al complejo, que se saldaron con la muerte de cuatro terroristas y seis soldados, seis de los insurgentes consiguieron escapar con vida del lugar.

Otro integrista fue abatido horas después, mientras que el grupo restante consiguió introducirse en un edificio de los servicios secretos del Ejército donde tomó a 45 personas como rehenes.

El mando militar había estimado previamente que el número de rehenes oscilaba entre diez y quince, aunque la cifra ha sido finalmente superior.

Este ataque supone la tercera acción terrorista en Pakistán en la última semana perpetrada por la insurgencia talibán paquistaní, contra la que el Ejército combate en varias áreas del noroeste del país.

  • 1